La deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) se mantendrá en un trayectoria estable durante 2020, con la intención de garantizar su sostenibilidad en un horizonte de mediano plazo, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia estimó que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida de deuda más amplia, se ubique en 44.7 por ciento del PIB al cierre de 2019.

En 2020 tendrá un nivel cercano al del año anterior, apuntó la SHCP a cargo de Arturo Herrera Gutiérrez en el Plan Anual de Financiamiento 2020 que dio a conocer este jueves.

“La política de deuda pública continuará con un manejo estricto y transparente de los pasivos públicos, con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de la deuda en el largo plazo y de cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno federal al menor costo posible”.

Señaló que lo anterior será bajo un nivel de riesgo adecuado y un manejo de liquidez más eficiente, de acuerdo con las características de las finanzas públicas del país.

Las necesidades de financiamiento del sector público ascenderán a 11.8 por ciento del PIB para 2020, cifra menor en 0.7 puntos porcentuales del PIB respecto a 2019, debido a una disminución de las amortizaciones del gobierno federal como resultado de la estrategia de manejo de pasivos implementada.

Además, Hacienda anticipó que las necesidades de financiamiento del gobierno federal llegarán a 7.5 por ciento del PIB para este año. Este monto es resultante de un déficit estimado de 2.1 por ciento, amortizaciones de deuda interna por 5.2 por ciento y amortizaciones de deuda externa por 0.2 por ciento del PIB.

Dejó en claro en el documento que la estrategia de manejo de deuda para 2020 toma como base los siguientes elementos: cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno federal, a un nivel de costo y riesgo adecuados.

También se busca mejorar el perfil de vencimientos de deuda y sus características de costo y riesgo y realizar un manejo integral de los riesgos del portafolio de deuda pública.

Así, indicó, las acciones se orientarán a cubrir el déficit del gobierno federal a través del endeudamiento interno y privilegiar los instrumentos a largo plazo y tasa fija durante el año en cuestión.

El endeudamiento externo será utilizado estratégicamente como complemento del interno cuando se encuentren condiciones favorables en los mercados internacionales, y de manera adicional se realizarán operaciones de manejo de pasivos cuando éstas permitan mejorar el perfil de vencimientos de la deuda y/o la estructura de costo o plazo del portafolio.

En un horizonte de mediano plazo se impulsará el manejo integral del portafolio de deuda del gobierno federal en línea con la Política de Deuda de esta Administración, a fin de fortalecerlo y mantener en un nivel bajo el costo financiero sujeto a un nivel de riesgo adecuado, añadió la dependencia.

Fuente: NTX