La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) hizo un llamado a los gobiernos federal, estatales y municipales, igual que a Petróleos Mexicanos (Pemex), para que paguen unos 220 mil millones de pesos que adeudan a las empresas proveedoras, recursos que en esta contingencia sanitaria “serían un bálsamo”.

Al dar a conocer el Observatorio Mipyme, instrumento de análisis sobre las medidas de apoyo a las empresas en el país, el presidente de la Canacintra, Enoch Castellados, dijo que el pago “no es un favor, es una exigencia”, porque si se paga la deuda, que es a grandes, medianas y pequeñas empresas, éstas pagarían a su vez al resto de sus cadenas productivas.

Y es que, señaló, el apoyo a las Mipimes no pueden esperar, “no queremos que nos lleven flores a los panteones, necesitamos el apoyo ahora”, pues tan sólo en el mes de abril se reportó aumento el número de desempleados en 750 mil personas, y si a ello se le adiciona que la luz se ha incrementado de noviembre de 2018 a abril de este año 5.5 por ciento, la situación se complicada.

Castellanos apuntó que de acuerdo con el Observatorio, en el último mes, además de los adeudos, falta de liquidez, posible pérdida de empleos y cierre de empresas, estados como Baja California Sur, Coahuila, Chiapas, Sinaloa y Tabasco han dejado en el desamparo a sus micro, pequeñas y medianas empresas.

“Los recursos de los estados son reducidos, pero todo se agradece”, sin embargo, “hay algunos gobiernos que no apoyan y aun teniendo fideicomisos que cobran del Impuesto a la Nómina no los liberan, porque están esperando una señal política y eso atenta contra los trabajadores y liquidez empresas”.

Sobre el Observatorio Mipyme, expuso que el criterio de evaluación aplicado en todo el país fue con base en los apoyos que los gobiernos de las 32 entidades, sin importar su filiación partidista, realizan en favor de las Mipymes, y se detectó diferimientos o pagos de impuestos estatales, como el Impuesto a la Nómina o impuestos ecológicos, y apoyos de créditos “pero suficientes”.

Resaltó que son buenos créditos, “no aquellos que sólo simulan; estamos considerando apoyos por 100 mil pesos que pudieran salvar a empleados que tienen hasta cinco trabajadores y que podría garantizar que pagaran salarios y estuvieran vigentes hasta dos meses, en lo que pasa la cuarentena.

“Los 25 mil pesos que da el gobierno federal no resuelven la vida de nadie, mucho menos de una empresa formal que tiene que pagar impuestos, luz y salarios”, opinó el directivo.

Destacó que en cambio otros 19 estados del país dieron apoyos extraordinarios, pues hay entidades que están realizando transferencias directas a los trabajadores o a las empresas, subsidiando parte del salario cuando se demuestra que no ha habido despidos en el primer trimestre; han condonado pagos de derechos, se están subsidiando tarifas de electricidad y agua, lo que ayuda y se agradece”.

En estos casos se encuentran Aguascalientes, Baja Califonia Sur, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas y Tlaxcala, entre los más destacados, seguidos de otros que han dado apoyos parciales, como Guerrero, Veracruz, Jalisco, Campeche y Ciudad de México.

Los apoyos “no solucionarán la enorme problemática, pero al menos ayuda junto con otras medidas que ya hemos conseguido los empresarios, como el diferimiento de pagos del Infonavit y del Seguro Social y la devolución del saldos a favor del IVA, aunque aún no se hace de manera masiva, mientras el pago a proveedores nos puede ayudar a sobre pasar los dos meses más de confinamiento”.

Fuente: NTX