El dato de hoy del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre del año “fue alarmante, presagio de lo que pudiera venir en el segundo trimestre”, advirtió el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath.

“No obstante, pudiera haber sido peor; lo que ayudó fue la tasa positiva del sector primario”, argumentó en un mensaje en sus redes sociales.

Refirió que el PIB disminuyó 1.6 por ciento en el primer trimestre, un poco más negativa que la tasa de 1.2 por ciento que cayó el PIB en Estados Unidos en el mismo periodo.

A ello hay que sumar “ya hilamos cinco trimestres consecutivos con tasas negativas”, expuso el funcionacio del instituto central.

 El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó que PIB del país registró una caída de 1.6 por ciento en términos reales de enero a marzo de 2020 frente al cuarto trimestre de 2019, mientras que en su comparativo anual la estimación oportuna presentó una caída real de 2.4 por ciento respecto de igual periodo del año pasado.

Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, comentó a título personal en su cuenta de Twitter que “si la estimación del INEGI de la caída de la economía mexicana de 1.6 por ciento en el primer trimestre de 2020 contra el cuarto trimestre de 2019 se reportara como en Estados Unidos, la nota sería que el PIB cayó 6.06 por ciento en el primer trimestre de 2020”.

Precisó que este 6.06 por ciento es el resultado de anualizar la caída trimestral de 1.6 por ciento. “En términos generales, el reporte es ligeramente más débil al anticipado por el mercado. El del segundo trimestre será históricamente malo”.

“Para poner la caída anual del PIB del primer trimestre de 2020 en perspectiva: en la encuesta de Banxico publicada el 2 de marzo (antes de que se intensificara el tema COVID-19), el pronóstico promedio entre economistas era que el PIB crecería 0.5 por ciento en este periodo, ¡así el tamaño del choque en primer trimestre!”, subrayó Cervera.

Fuente: NTX