El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) informó que emprenderá medidas legales en contra del acuerdo al que llegó el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), ya que atenta contra las operaciones e inversiones en energías renovables.

Y es que pasado 29 de abril, el Cenace publicó con motivo de la epidemia por el coronavirus el acuerdo para llevar a cabo “acciones estratégicas de control operativo para fortalecer la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional”, principalmente porque se han registrado fallas ocurridas como resultado del bajo consumo eléctrico por la emergencia sanitaria y por la generación intermitente con energía renovable.

Sin embargo, para la Cúpula empresarial, la decisión “impide arbitrariamente, y con plazo indefinido, la entrada en operación de nuevas plantas de energía renovable en todo el territorio nacional y limita la generación de centrales en operación”.

El CCE expone que el acuerdo firmado por Alfonso Morcos y Gustavo Villa, director general y director de Operación y Planeación del Sistema del Cenace, respectivamente, “erige barreras a la competencia y desplaza a la iniciativa privada, beneficiando indebidamente a centrales de generación más costosas y contaminantes”.

Además, sostuvo, “sin motivación técnica sólida ni fundamento jurídico plenamente justificado, el Cenace ha desatendido su mandato legal de salvaguardar la eficiencia del Sistema Eléctrico Nacional y la competencia en el mercado eléctrico, lo cual impacta negativamente a miles de consumidores en el sector comercial e industrial”.

Este nuevo acuerdo, relató el Consejo Coordinador, retoma la ruta de captura regulatoria prevista en el pliego petitorio que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) presentó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) desde agosto de 2019.

Citó que las primeras medidas de dicho documento fueron instrumentadas por la Secretaría de Energía en contra del mecanismo de Certificados de Energía Limpia (CELs) y suspendidas por una serie de jueces federales que identificaron en ellas daños irreversibles tanto al medio ambiente como a los derechos de privados.

Por ello y como en ocasiones anteriores, el sector privado anunció que “tomará las medidas legales conducentes para defender la competencia con piso parejo y el derecho de los mexicanos a un medio ambiente sano”.

Argumentó además que la generación de electricidad con energías renovables, que representa inversiones por más de 20 mil millones de dólares, “es una actividad económica esencial para el desarrollo de México”.

Por ello, el CCE hizo un “respetuoso llamado a las autoridades a promover la unión y la solidaridad nacional en este momento de emergencia, y a eliminar prácticas anticompetitivas que lastimen el marco jurídico nacional”.

Fuente: NTX