Las diversas sanciones penales impuestas en varios estados, y que de acuerdo con las autoridades locales, tienen como objetivo controlar la propagación del virus SARS-CoV-2 que genera la enfermedad COVID-19, fueron criticadas por la Segob, debido a que violan los derechos humanos.

Por ello, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos,Población y Migración llamó los a Congresos federal y locales, así como a los poderes Ejecutivo y Judicial, a no hacer uso del derecho penal para enfrentar la emergencia sanitaria, como establece la Guía en Derechos Humanos para las Medidas COVID-19 que publicó la dependencia,

El subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez aseguró que para reducir la movilidad de las personas y evitar la propagación de la pandemia en el país “no se puede imponer el resguardo domiciliario mediante sanciones penales, ya que es una medida desproporcional que podría llegar a ser declarada inconstitucional por las autoridades competentes”.

Mediante un comunicado, el funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) aseguró que el derecho penal debe usarse como límite cuando otro tipo de medidas menos lesivas no funcionan “para lograr el objetivo planteado”.

Fuente: NTX