El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, desmintió la información publicada este viernes por diversos medios internacionales que aseguran que la cantidad de fallecimientos de personas con COVID-19 en México pudiera ser más grande de lo que hasta ahora se ha identificado.

Mediante un video publicado en su cuenta de Twitter @HLGatell, señaló que las muertes de personas con COVID-19 no siempre pueden demostrarse, debido a que con frecuencia llegan en estado de gravedad, lo que impide realizar las pruebas de laboratorio.

“Hemos explicado que estas pruebas de laboratorio se podrían tomar después de la muerte, pero esto raramente ocurre. Tenemos personas que han tenido las condiciones clínicas sugerentes de COVID-19 pero no quedan registradas porque no tienen una demostración por laboratorio”, explicó.

Para ello, aclaró que dentro de la vigilancia epidemiológica existe un mecanismo de diagnóstico por dictaminación, que consiste en que un comité técnico analiza el expediente clínico y puede formular una opinión respecto a la probabilidad de que la persona haya muerto por COVID-19.

“En el contexto de esta epidemia, evidentemente la primera sospecha de una persona que fallece por neumonía debe ser COVID. Pero no todas las que fallecen por esto son acreditadas que fallecieron por COVID, por eso se hace el mecanismo de dictamen”, indicó.

El funcionario aseguró que la difusión sincrónica de estas cuatro notas, precisamente en la fecha en que se esperaba tener el pico de la epidemia, están “seguidas de una difusión por varios protagonistas de las redes sociales, la mayoría de ellos ligados a administraciones anteriores, a los negocios de la industria farmacéutica, y unos cuantos con aspiraciones políticas”.

“No estoy considerando que esto necesariamente sea así, pero sí llama la atención la sincronía”, mencionó.

El funcionario destacó particularmente el reportaje del New York Times, que parece encontrar una discrepancia entre la información que produce el gobierno de la Ciudad de México y el Gobierno Federal; sin embargo, indicó que son las autoridades de las 32 entidades las que proporcionan los datos presentados.

“Esto evidentemente ilustra o muestra falta de rigor en la construcción de esta información periodística porque con la jefa de gobierno, la doctora Sheinbaum, y todo su equipo mantenemos una estrechísima colaboración”, mencionó.

López-Gatell reiteró que se está en la Fase 3, “posiblemente en el momento cumbre de la primera oleada de esta epidemia en la zona del valle de México”, por lo que se necesita seguir organizados, disciplinados y apegados a la información creíble, científica y técnica para seguir logrando el 75 por ciento de reducción de los contagios.

Fuente: NTX