La emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 ha provocado que muchos comercios tengan que cerrar; sin embargo, tras tres meses de confinamiento un grupo de hombres se pusieron a hacer lagartijas en el Zócalo capitalino para exigir la reapertura de gimnasios.

Cerca de 50 dueños de negocios usando cubrebocas se reunieron en la plancha del Zócalo y se manifestaron haciendo lagartijas.

Los protestantes solicitaron una reunión con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum para informarle sobre su situación pues muchos han tenido que lavar carros para sobrevivir ante el confinamiento.

Al grito de “Deporte y salud” y haciendo lagartijassentadillas y abdominales, portando caretas y cubrebocas exigieron soluciones ante la problemática por el cierre de sus establecimientos.

Dentro de las actividades que se retomaron con el semáforo naranja no están contemplados los gimnasios ni los deportivos públicos.

Fuente: 24 horas