El presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó al gabinete de seguridad para que se ofrezca protección al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y a la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, después de que denunciaron haber recibido amenazas.

“No sabía yo de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, pero aplica igual. Hoy di instrucciones en el Gabinete de Seguridad de que se establezca comunicación con el gobernador de Jalisco y que, de acuerdo a lo que él considere, nosotros ayudemos en su seguridad, que nosotros podamos contribuir para su protección, que cuente con nosotros.

“Lo mismo en el caso de la presidenta, que no lo sabía, pero tiene la instrucción el secretario de Seguridad Pública (Alfonso Durazo)”, dijo en su conferencia de prensa.

Alfaro manifestó haber recibido amenazas del Cártel Jalisco Nueva Generación, mientras

Piedra Ibarra denunció que fue víctima de varias amenazas de muerte a raíz de su decisión de convertir el organismo autónomo en una defensoría del pueblo y por atraer el caso de Giovanni López, quien perdió la vida por presuntos actos de tortura al estar bajo custodia de policías municipales en Jalisco.

Fuente: La Jornada