Practicar un arte marcial brinda valores, principios y conceptos filosóficos, al tiempo que prepara de manera física y psicológica, sostuvo el secretario de la Asociación de Aikido del Estado de México, José Agustín Portas Yáñez, en la Universidad Autónoma del Estado de México. 

Al dictar una conferencia sobre defensa personal, el también coordinador de Difusión Cultural de la Facultad de Ingeniería de la UAEM, subrayó que al enfrentarse a un agresor, el panorama es adverso, ya que no se tiene control de la situación. “En un asalto, por ejemplo, la mayor parte del tiempo lo que buscamos es cuidar nuestra vida”. 

Sin embargo, abundó, al contar las habilidades que proporciona la práctica de un arte marcial es más probable que nos defendamos con mayor eficacia en caso de una agresión. 

Puntualizó que hay tres etapas de la defensa personal. Primero se encuentra la prevención. Entre más preparadas estén las personas ante una situación adversa es más probable que mantengan intacta su integridad física. “En esta fase lo ideal es contar con una buena condición física y un estado de salud óptimo”. 

También, mencionó, es fundamental mantenerse atento en todos los sitios que nos encontremos, así como evitar lugares o situaciones de riesgo o ser ostentosos 

Refirió que en caso de presentarse un ataque, lo recomendable es mantener la calma, cooperar y anunciar movimientos, tener en todo momento contacto visual con el agresor, cubrirse y valorar la situación para no poner en riesgo la integridad física. 

Por último, consideró, después de un ataque es necesario recuperar la calma, buscar ayuda con personas cercanas, denunciar y, en caso de ser necesario, ir a terapia psicológica. 

José Agustín Portas Yáñez recomendó practicar un arte marcial en escuelas certificadas y hacerlo preferentemente dos o más veces a la semana. 

Esta conferencia está disponible en el perfil de Facebook de la Facultad de Ingeniería de la Autónoma mexiquense: facebook.com/FIUAEM/videos/596596864284133.