Al inicio de la reunión semanal de funcionarios federales y los gobernadores, la secretaria Olga Sánchez Cordero subrayó que el camino para salir de la pandemia aún es largo y, aunque hay buenas noticias para tener pronto una vacuna ante el coronavirus, los convocó a permanecer unidos para sortear dificultades y diferencias. 

“(Las diferencias) son naturales, por supuesto, pero nunca ha sido, ni remotamente, tema de rompimiento ni mucho menos. Son una señal de que estamos trabajando, de que ha habido de manera conjunta y hemos tomado en cuenta la postura de todas y todas”, dijo.

Les informó que a la reunión con el presidente López Obrador, programada para el miércoles próximo, en San Luis Potosí, participarán también los integrantes del gabinete legal y ampliado, a fin de abordar todos los temas solicitados por los mandatarios estatales: sanitario, fiscal y educativo. 

“El diálogo y la unidad son pilares de la 4T”, dijo después en un mensaje difundido vía Twitter. 

En la sesión virtual, en la cual se analizarán los eventuales cambios al semáforo epidemiológico, el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Juan Manuel Carreras, mandatario de San Luis Potosí, destacó la importancia de llegar a acuerdos con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que las entidades tengan acceso a recursos económicos con los cuales hacer frente a la contingencia. 

La perspectiva, además de conversar con el jefe del Ejecutivo, es firmar dos convenios macro, uno con la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP – para que cada estado forme sus propias estructuras en la materia- y uno más de colaboración con la Procuraduría Fiscal de intercambio de información para los procesos de fiscalización que eventualmente se puedan traducir en más recursos para los estados, dijo. 

Precisó que la reunión del miércoles iniciará a las 10 de la mañana y concluirá cerca de las cinco de la tarde, después de una comida con el Presidente de la República, con quien confió se dará un “diálogo abierto”. 

Señaló que serán muy cuidadosos en los protocolos sanitarios, toda vez que se prevé una reunión en la que participen muchas personas.

Fuente: La jornada