Graciela Márquez Colín, titular de la Secretaría de Economía (SE) anunció la tarde de este jueves que los beneficiarios de los Créditos a la Palabra que el gobierno federal otorgó a microempresarios, podrán hacerlo a través de tres formas, dependiendo de la forma en que recibieron los recursos.

Tras informar que se han entregado 23 mil 19 millones de pesos para que 920 mil 779 negocios puedan sobrevivir a los efectos a la pandemia del Covid-19, la funcionaria dijo que el periodo de gracia de tres meses para comenzar a devolver el apoyo está cerca.

Detalló que el primer reembolso que deben liquidar quienes sean beneficiarios del censo de la Secretaría del Bienestar (Sebien) y cuyos recursos fueron dispersados a través de Santander, Banorte y Banco Azteca, será de 823.70 pesos mensualmente.

La misma cantidad tendrían que pagar los beneficiarios que hayan recibido el recurso a través del Banco del Bienestar, mientras que en el caso del Crédito Solidario a la Palabra, que fue otorgado a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) será de 823.70 para las empresas que tengan entre uno y 10 empleados, 835 pesos para las que cuenta con menos de 20 trabajadores.

Para empresas de entre 21 y 50 empleados el primer pago será de 846.50 pesos, mientras que para las que tienen más de 60 trabajadores, el pago será de 869 pesos. Para trabajadores del hogar e independientes, la cifra a pagar será de 823.70 pesos.

“Son diferentes los montos, porque es diferente la tasa de interés”, apuntó la funcionaria.

Comentó que los beneficiarios que hayan recibido el dinero a través de los bancos mencionados, solo deberán de depositar el pago, para que la institución pueda hacer el “barrido” de los recursos.

Mientras que los créditos que se abrieron a partir de un registro en el IMSS y una cuenta en el Banco del Bienestar recibirán una línea de captura, que se tramitará a través de internet.

Por otra parte, Carlos Martínez, director del Infonavit, informó que junto al Fovissste han unido esfuerzos para que los derechohabientes que cotizan en ambas instituciones puedan adquirir una casa de mayor valor y mejor ubicación.

Mencionó que el nuevo esquema de cofinanciamiento beneficiará a médicos, enfermeras, maestros o cualquier otro trabajador que se encuentre cotizando en los dos sistemas.

Adelantó que para este año la derrama sea de 800 millones de pesos, mientras que para el siguiente año sea de mil 600 millones de pesos.

Durante la conferencia que se ofreció en Palacio Nacional, el vocal de Fovissste, Agustin Rodríguez López, otorgó a Rubén Arturo Gutiérrez Lozano, el primer crédito de este tipo.

Fuente: La jornada