El Juzgado Décimo Cuarto de Distrito en materia administrativa en la Ciudad de México ordenó desbloquear las cuentas bancarias de la empresa Libre Abordo, firma acusada por Estados Unidos de ayudar a Venezuela a comercializar su crudo, confirmó este sábado la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), por lo que pedirá se revise la resolución.

Aunque la dependencia a cargo de Santiago Nieto Castillo demostró al juzgado que los recursos financieros fueron congelados en razón de una solicitud de asistencia, cooperación y colaboración internacional recibida por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, con lo que se daba cumplimiento a diversos compromisos internacionales, se determinó conceder la suspensión definitiva al amparo 458/2020.

Consideró que la decisión es “contraria a los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a diversos estándares internacionales así como al desconocer la naturaleza y alcances de las solicitudes de colaboración y asistencia que emite OFAC.”

Bajo este argumento, la unidad administrativa dependiente de la Secretaría de Hacienda y Créditos Público (SHCP) comentó que que ya interpuso un recurso de revisión para que se revise la decisión del Juzgado.

La UIF señaló que la firma relacionada con operaciones en el sector petrolero venezolano, se encuentra dentro de lista de personas bloqueadas que emite esa dependencia.

Desde junio pasado, las autoridades mantenían una investigación abierta contra “Libre Abordo”, por lo que fueron congeladas las cuentas bancarias. En mayo pasado la compañía declaró estar en bancarrota.

Fuente: la Jornada