Luego de que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum identificara a la empresaria María Beatriz Gasca Acevedo, como la fuente de financiamiento del grupo feminista que tiene en su poder una sede de la CNDH en la capital del país, GINgroup decidió separarla de su cargo.

Mediante un comunicado, la empresa manifestó su respeto al estado de derecho y rechazó las manifestaciones de violencia como forma de expresión política, para reivindicar el respeto a los derechos humanos, particularmente a los derechos de las Mujeres.

Agregaron que la participación de los empleados y ejecutivos de las empresas del grupo son responsabilidad personal.

“Dicha empresa tiene como prioridad producir oportunidades laborales formales, igualitarias e incluyentes, con colaboradores beneficiados de manera integral en su bienestar personal y laboral”, aseguraron.

Manifestaron que Gasca, participa a título personal en las diversas expresiones de reivindicaciones políticas y sociales, de manera que no cuenta con ninguna representación institucional del grupo.

Beatriz Gasca fue separada de su cargo, en tanto la empresa procederá a investigar los acontecimientos y a determinar si en efecto, ha apoyado de alguna manera cualquier manifestación violenta o contraria a la legalidad.

Fuente: 24 horas