Simpatizantes del Frente AntiAMLO (FRENA) instalaron más casas de campaña en el Zócalo capitalino luego de una marcha de dos horas que partió desde el Monumento a la Revolución para exigir la renuncia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Antes, a su paso por Avenida Juárez, Eje Central y 5 de Mayo, cientos de ciudadanos expresaron su rechazo a las políticas públicas y económicas del mandatario federal.

Pasadas las 12 horas ingresaron a la Plaza de la Constitución e inmediatamente comenzaron a instalarse en campamento, justo enfrente de Palacio Nacional, en la mitad de la plancha que permanecía desocupada. 

Aunque el objetivo era convocar a cien mil personas (en referencia al reto y los dichos de López Obrador), según un recuento de los mismos organizadores, a la manifestación asistieron poco más de 150 mil que, aseguran, documentaron ante notario público.

Fuente: la Razón