El consumo de familias y hogares registró su segunda alza mensual consecutiva en julio pasado, en línea con la apertura escalonada de la economía, muestran datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En julio el Indicador Mensual de Consumo Privado en el Mercado Interior -que da seguimiento a este gasto en los hogares- aumentó 5.2 por ciento, respecto al mes inmediato anterior.

Por componentes, la adquisición de insumos de origen nacional creció 5.4 por ciento y entre éstos la de bienes lo hizo en 8.2 por ciento y la de servicios en 3 por ciento. Todo en cifras desestacionalizadas, detalló el organismo.

También aumentaron las compras de bienes importados en 6.4 por ciento.

Sin embargo, el indicador está lejos de recuperarse a niveles previos a la pandemia. Los datos de julio evidencian un retroceso comparable con junio de 2013.

A tasa anual se redujo el consumo de hogares en 15.3 por ciento. Los insumos importados cedieron 22.7 por ciento y los nacionales lo hicieron en 14.3 por ciento.

Entre estos últimos, la adquisición de bienes se redujo 7.7 por ciento y la de servicios en 20.3 por ciento, mostró Inegi.

Fuente: la jornada