El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, refrendó que México cumplirá jurídicamente con el Tratado de Aguas que se tiene firmado con Estados Unidos ante el consejero del departamento de Estados Unidos, T. Ulrich Brechbuhl, en reunión privada realizada este día.

“Con respecto a la gestión binacional de cuerpos de agua compartidos, el canciller Ebrard sostuvo que México cumplirá con sus obligaciones jurídicas. En este sentido, el director general Velasco enfatizó la colaboración con el Departamento de Estado, la Comisión Internacional de Límites y Aguas de México y el estado de Texas para llegar a un acuerdo amistoso sobre el presente ciclo del Tratado de Aguas de 1944, respetando el derecho humano al agua que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para las ciudades fronterizas mexicanas que se abastecen de las presas La Amistad y Falcón”, se indicó en el documento.

Actualmente, México tiene un adeudo de alrededor de 378 metros cúbicos que no se han podido entregar por la toma de la presa La Boquilla, ubicada en Chihuahua, la cual el Gobierno mexicano ha atribuido a intereses electorales del PAN y el gobernador Javier Corral.

Además, durante la conversación los funcionarios abordaron nuevos mecanismos para aprovechar el nuevo tratado México Estados Unidos, Canadá (T-MEC) así como el tema de seguridad.

“México ha destacado la importancia de profundizar la colaboración bilateral para frenar el flujo de armas de alto calibre de Estados Unidos hacia nuestro país, a la par del combate al trasiego de drogas en sentido inverso”.

En la reunión también estuvo el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.