La crisis económica que ha ocasionado la pandemia de Covid-19 ha durado más de lo esperado y “durará más”, por lo que será inevitable que los apoyos que han dado los gobiernos a empresas no impedirán situaciones de bancarrota, advirtió este miércoles Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

Al participar en la conferencia internacional de banca 2020 de Santander “Reconstruyendo el futuro: La próxima normalidad”, realizada de forma virtual, el titular del BIS comentó que si bien, algunos gobiernos han implementado programas de estímulos para aminorar la crisis, llegará un momento en que esto no será suficiente.

“La mayoría de los gobiernos intentan evitar efectos excesivos, muchos paquetes se iban a ver interrumpidos en este momento, la mayoría de los países han tenido el buen sentido de alargarlos. llegará un momento en el que la acción gubernamental no pueda prevenir el incremento de bancarrota”, refirió.

Carstens precisó que el actual entorno económico dará lugar a una reasignación “ineludible de recursos y dará lugar a que la política tendrá que evolucionar y se tendrá que facilitar la reasignación de recursos”.

“Hay que reconocer que Covid-19 va a cambiar la cara de la economía, muchos sectores que sufren ahora no van a recuperarse, habrá otra forma distinta de viajar, trabajar, hacer compras, y se complica aún más por la revolución digital. La innovación en comercio electrónico es cada vez más importante y se está conjuntando con el enfriamiento de la actividad. Muchas tiendas no van a sobrevivir”, adelantó.

Si bien, dijo, se pensaba que la crisis iba a ser transitoria “ha durado más y durará más”, por lo que las instituciones y los gobiernos del mundo deben estar preparados para enfrentar mayores dificultades a futuro.

Bancos, resilientes al actual entorno, pero con futuras presiones por liquidez

Carstens detalló que pese a la crisis las instituciones del sistema financiero han sido muy resistentes, y cualquier efecto negativo fue controlado rápidamente. Específicamente, dijo, el sistema bancario, que es el que puede perpetuar o extender la crisis, resistió bastante bien.

“Esta vez es problema de la solución y no del problema. Contamos con el sistema bancario para seguir proporcionando crédito a la economía y ayudar al sector privado y los hogares, pues se enfrentan a menor actividad comercial. En general el sistema financiero lo hace bastante bien, pero hay aspectos que cuidar porque en momentos de estrés han surgido debilidades”, indicó.

El gerente del BIS puntualizó que el hecho que la liquidez ha aumentado en todas las economías avanzadas y bancos centrales, provocó que las condiciones financieras se adecuaran a la situación.

“Esto no quiere decir que no pueden surgir otros problemas en el futuro. Tenemos esta situación donde el sector privado y sobre todo empresas, está muy endeudado, pero no hemos visto demasiados problemas”, expuso.

Apuntó que, conforme siga la crisis, habrá más problemas de solvencia en el futuro, pero en diversos mercados emergentes, hay una diferenciación muy clara sobre la respuesta fiscal, y con pocas excepciones, todos los países han intentando maximizar su capacidad fiscal.

“En los mercados emergentes ha habido una respuesta agresiva, pero con respecto a los países avanzados es más moderado. En los mercados emergentes no es el nivel tan bajo como en las economías avanzadas”, agregó.

Bancos centrales aprendieron del pasado

Agustín Carstens añadió que la respuesta de los bancos centrales frente a la crisis ha sido la adecuada, pues aprendieron de las crisis que se tuvieron en el pasado.

“Habrá que ajustar la política monetaria, pero hasta ahora la respuesta ha sido muy oportuna y efectiva. El segundo papel importante es estabilizar los mercados. Hay demanda por activos líquidos, había mucha volatilidad. Hasta cierto punto, el avance de la desintermediación no bancaria y los supuestos de fondeo no estaban garantizadas, por lo tanto, los bancos centrales tuvieron que dar liquidez para estabilizar los mercados esenciales”, puntualizó.

Fuente: la jornada