Tras la toma de tribuna en la Cámara de Diputados en la discusión de reservas de la iniciativa para eliminar 109 fideicomisos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que tanto encono sólo muestra que hay intereses detrás, y como ejemplo puso el caso del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

“Es un asunto de intereses, cuando hay tanto encono o es una gran injusticia la que se está cometiendo o se están afectando intereses creados. No hay más que eso, como yo sostengo que no hay ninguna injusticia porque el que va a recibir su apoyo lo va a seguir recibiendo si lo merece”.

Afirmó que el Gobierno federal tiene elementos suficientes para determinar que el Fonden fungía como caja chica para funcionarios, dado que ayer los legisladores criticaron que en pleno huracán Delta, con presencia en Yucatán y Quintana Roo, el Gobierno piense en desaparecer este fondo.

“Compraban de todo aprovechando que había una emergencia para comprar sin licitar. Miles de millones de pesos en catres, en láminas, en todo, a precios elevadísimos. Hay gente que vivía de venderle a Gobernación, de venderle al Fonden. Se hacían jugosos negocios.

“Eso no tiene nada que ver con el hecho de que tenemos que apoyar a damnificados, cómo lo vamos a hacer, pues para eso está la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Bienestar, para eso está la dirección de Protección Civil, la Secretaría de Marina con su Plan Marina, la Secretaría de la Defensa con el DNIII, no se va a dejar de apoyar a la gente, no se quiere la corrupción”.

Además, exhortó a los legisladores a dirimir sus diferencias por la vía pacífica: “Qué es eso de estar agrediendo, de estarse pateando”.

Fuente: 24 horas