El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no le importa recibir insultos sino establecer un Estado libre de violencia durante la conferencia de prensa matutina de hoy realizada en Palacio Nacional.

“Otra diferencia que me genera mucha satisfacción es que el Estado ya no es principal violador de los derechos humanos como era antes. No hay torturas, no hay desapariciones, no hay masacres. Entonces, sí, somos distintos, tan somos distintos que por eso tenemos estas protestas.

“Y que también sepan quienes protestan que van a ser respetados… Si me van a decir señor López o presidente naco o peores cosas… ¿Qué me dijo Aguilar Camín? Bueno, eso no lo puedo decir aquí porque fue fuertísimo, pero eso no me importa, eso no interesa, la verdad, o sea, no me afecta y no creo que tampoco afecte al gobierno que represento”, expresó en referencia a que el analista lo calificó de pendejo y petulante.

“Lo que debemos de evitar es la violencia, lo demás es libre. Yo nací en un estado en donde somos deslenguados, malhablados, ahora me tengo que autolimitar, pero eso no debe de alarmarnos, lo otro sí, esto que dicen: ‘A ver, donde vean un funcionario, quémenlo’, eso sí está muy mal, bueno, eso va a en contra de derechos humanos y de todas las creencias religiosas, eso va en contra del respeto que debemos de tenernos. Eso no”, agregó en referencia a la expresión del escritor Martín Moreno contra los morenistas.

Y es que en La Mañanera de hoy, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, resaltó que ha reducido la cifra de desaparición forzada por autoridades, pues 90% de ellas se ejecutan por parte del crimen organizado.

Fuente: 24 horas