En septiembre la industria manufacturera de vehículos pesados mostró comportamiento negativo en las ventas en el mercado interno, exportación y producción, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las empresas afiliadas a la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact) produjeron 13 mil 523 unidades, lo que significó una disminución de 20.18 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.

Detalló que en el acumulado de los primeros nueve meses del año, la industria ha ensamblado 97 mil 490 vehículos, cifra que significa una contracción de 39.13 por ciento menos que en el mismo lapso de tiempo del año anterior.

Ese sector de la industria automotriz exportó 12 mil 139 camiones, lo que se tradujo en una caída de 15.57 por ciento. En el acumulado de 2020, las ensambladoras de vehículos reportaron una contracción de 38.39 por ciento, pues solo se han comercializado al exterior 133 mil 597 unidades.

Las cifras de ventas en el mercado interno tampoco mostraron un comportamiento positivo, pues al menudeo se comercializaron 2 mil 231 vehículos pesados, que representó una contracción de 34.86 por ciento. En los primeros nueve meses del año se vendieron 31 mil 767, una baja de 40.65 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Las empresas del sector reportaron ventas al mayoreo de 2 mil 680 unidades automotoras, que significó una disminución de 23.17 por ciento en comparación con septiembre de 2019. En el acumulado del año, el nivel mostró estar 49.29 por ciento por debajo de lo observado el año pasado, pues solo se han vendido 31 mil 495 camiones pesados.

Kenworth fue la única marca que reportó resultados positivos, pues sus ventas crecieron 20.4 por ciento, mentiras que en el acumulado, todas las empresas reportaron decrecimientos.

A través de su cuenta de Twitter, Julio Santaella, presidente del Inegi, consideró en las cifras del registro administrativo de la industria automotriz de vehículos pesados son una “mal augurio para el componente de maquinaria y equipo de la inversión fija bruta”, pues las ventas de vehículos pesados siguen deprimidas.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) prevé que durante 2020 se registren ventas por 26 mil 279 unidades, que significaría una contracción de 35 por ciento con respecto a 2019.

De acuerdo con distribuidores de vehículos, además de los factores estructurales que inhiben el mercado, en el corto plazo uno de los factores que mayor impacto está teniendo en la contracción de las ventas es el retraso en la emisión de placas para el autotransporte federal por parte de la SCT.

En conferencia virtual Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Anpact, señaló que las cifras de ventas muestran que la recuperación del sector está lejos de concretarse.

Ante ello consideró que “es necesario enfocarse en las pequeñas y medianas empresas que han sido especialmente afectadas por la pandemia del Covid-19 y cuya situación que se ha agravado con la crisis económica”.

El directivo insistió que es preciso estimular al mercado interno para iniciar la reactivación económica. En ese sentido, consideró que si se contaran con recursos en el Presupuesto para 2021 para renovar el parque vehicular del gobierno, se generarían efectos inmediatos en la economía, pero también contribuiría efectos positivos en el medio ambiente.

Fuente: la jornada