La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó sobre el registro de dos mujeres a quienes se les realizaron cirugías ginecológicas sin su consentimiento en el centro detención migratoria del condado de Irwin, en el estado de Georgia, en Estados Unidos.

La SRE destacó que mantiene contacto permanente con las víctimas, por lo que se sabe que estos hechos ocurrieron bajo la responsabilidad de la oficina del Servio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su siglas en inglés) estadunidense.

Ayer, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)difundió un comunicado en el que anunció el inicio de investigaciones por posibles violaciones a los derechos humanos de dos mujeres que fueron sometidas a malas prácticas médicas en Irwin, Georgia. Según la CNDH el personal de la SRE y el Instituto Nacional de Migración no prestaron ayuda a las víctimas, por lo que esta tarde la SRE reconoció estar al tanto de los casos.

Posteriormente, la CNDH informó que logró ubicar a las dos mujeres en México, quienes señalaron que fueron detenidas e ingresadas al Centro de Detención del Condado de Irwin, Georgia, donde fueron objeto de procedimientos médicos que consideraron irregulares. Durante su estancia en ese lugar, les fueron proporcionados los números telefónicos del Consulado de México en Atlanta, Georgia; sin embargo, nunca les contestaron ni fueron entrevistadas por funcionarios de dicha representación.

En respuesta, la Cancillería difundió una tarjeta informativa en la que afirma que “incluso durante la pandemia por covi-19, que obligó la suspensión de las visitas a los centros de detención migratoria, el Consulado General de México en Atlanta permaneció en contacto con las mujeres mexicanas detenidas que accedieron a dialogar con los funcionarios consulares y se canalizaron oportunamente las denuncias a las autoridades de ICE y del centro en Irwin”.

Afirmó que “el gobierno de México da puntual seguimiento a las denuncias por malas prácticas médicas que habrían sufrido las mujeres mexicanas”.

Fuente: Milenio