Más de mil ciclistas realizaron hoy una rodada sobre las autopistas México-Pachuca y la México-Pirámides, para demandar “No mas ciclistas muertos” y exigir justicia en el caso de la estudiante de la UNAM, Alexia Fernanda Ordóñez Mejía y su padre Emilio Ordoñez Amador, quienes murieron el pasado 4 de octubre cuando fueron arrollados por un automóvil cuando se dirían en sus bicicletas a la zona de las pirámides. 

Durante la mañana de este domingo, los ciclistas pertenecientes a diversas agrupaciones partieron de la zona de de Montevideo en la alcaldía de Gustavo A Madero.  

Recorrieron las autopistas México-Pachuca y la México-Pirámides, hasta llegar a la zona arqueológica de Teotihuacan. A la altura del kilómetro 17 de la primera autopista hicieron una parada para guardar un minuto de silencio y rendir homenaje en memoria de Fernanda y Emilio, justo en el lugar donde murieron hace ocho días cuando fueron atropellados por un automovilista. 

A su paso, muchos ciclistas de Ecatepec y de los municipios de los alrededores se unieron a la caravana. Se estima que el contingente suma más de mil ciclistas. 

Los ciclistas exigieron a las autoridades mayor atención en la seguridad en sus recorridos por las diversas vías y llamaron a la automovilistas a hacer conciencia de las personas a bicicleta y guardar su distancia. 

“Los conductores deben ser conscientes de que en cada bicicleta va una vida y que no por viajar en un vehículo tienen el derecho de sentirse impunes o más que los otros”, dijeron.  

“No más ciclistas muertos”, gritaron al demandar el respeto a los ciclistas para evitar hechos trágicos que afectan a las familias. 

Mientras, Cinthia Mejía, madre Fernanda, ingeniera egresada de la UNAM; informó que el presunto responsable continúa preso en el penal de Chiconautla y consideró que la ley es muy injusta porque el automovilista podría recuperar su libertad, mientras que ella no va a recuperar a su familia. “Nadie me va a regresar a mi familia” dijo. 

Fuente: la jornada