Apenas avance más en el aeropuerto de Santa Lucía, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se incorporará en la construcción de dos tramos del Tren Maya, lo que permitirá concluir en tiempo y forma, resaltó el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante la supervisión de trabajos del Tramo 4, ubicado en Izamal, Yucatán.

“Queremos que avancen más, no sólo es la construcción del aeropuerto Felipe ´Ángeles, están ayudando para 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar, y nos están ayudando también en la construcción de 266 cuarteles para la Guardia Nacional.

“Ya avanzando más en esas obras, los ingenieros militares empiezan a trabajar en estos dos tramos, con Tulum,con Chetumal, Bacalar y esa joya de la arquitectura del mundo maya que es Calakmul, es como el Nueva York de las antiguas ciudades mayas”, destacó en referencia a los tramos seis y siete, y últimos del tren.

El Jefe del Ejecutivo también hizo un reconocimiento a la empresa ICA, encargada de la construcción del Tramo 4, con la cual tuvo diálogo desde que fue presidente electo.

“Esta gran empresa que está en una nueva etapa, quiero agradecerle porque fue la primera en visitarme. Al día siguiente que se había hecho la consulta y que la gente había decidido que no se consultara con la construcción del aeropuerto en Texcoco, porque no era conveniente como está quedando demostrado.

“Ellos tenían contratos en el aeropuerto de Texcoco, (Guadalupe Philips, directora de ICA) fue a verme para decirme que se ajustaban y aceptaban los resultados de la consulta, fue la primera empresa para llegar a un acuerdo y cancelar los contratos del aeropuerto de Texococo y facilitar que se resolviera el problema. Eso no se me va a olvidar, por eso me da gusto que esté participando en este tramo, y estoy seguro que van a cumplir en tiempo, forma, y yo agrego con el presupuesto contemplado
Adelantó que la supervisión de las obras serán cada tres meses, por lo que en su próxima visita ya no detendrá el tránsito, razón por la que acortó su discurso en este ocasión.

Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), y encargado de la obra, resaltó que actualmente para el tramo se está levantando la cáscara de la carretera; comprenderá 245 kilómetros.

Durante la supervisión, Adolfo Regino, titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, resaltó que tras el avala a la obra en consulta indígena, se continuará el diálogo ahora para la construcción de los polos de desarrollo alrededor del Tren Maya.

Fuente: 24 horas