El embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, y el presidente de la Comisión de Turismo del Congreso de la Unión, Luis Alegre Salazar, establecieron un puente de comunicación para la reactivación turística entre México y EU, así como establecer trabajar temas torales como son las alertas de viaje y la contención del sargazo entre ambos países.

Dentro del encuentro, también estuvo presente la cónsul de Estados Unidos en la Península de Yucatán, Courtney Beal, para lograr tener una cooperación en la reactivación turística y en donde Quintana Roo sea una punta de lanza.

“Tocamos temas importantes para el turismo entre nuestros países, como la atención al sargazo, la tecnología y estrategia que aplican en su país para atender esta problemática, las estrategias para impulsar el turismo y la reactivación económica en nuestro Estado”, explicó Luis Alegre.

El objetivo es que a través de la embajada de Estados Unidos en México y la Comisión de Turismo del Congreso de la Unión que preside Luis Alegre, se impulse y fomente la llegada de turistas estadounidenses hacía los principales destinos vacacionales del país, para encontrar una reactivación paulatina de la industria turística.

En este punto Luis Alegre explicó que la industria hotelera del país y particularmente la de Quintana Roo ha sido muy puntual en la aplicación de los protocolos sanitarios para los turistas que viajan en estos momentos hacía el caribe mexicano.

Los protocolos son esenciales y se ha dispuesto de disciplina y trabajo para cuidar más que nunca en estos momentos al turista que llega a México, para generar un entorno de cuidado en medio de la pandemia del Covid-19.

Asimismo, otro tema toral que se tocó durante la reunión entre el embajador de Estados Unidos Christoper Landau y el diputado quintanarroense Luis Alegre Salazar, es establecer un esquema de colaboración para atender de manera integral y bilateral el problema del sargazo que año con año afecta a Quintana Roo y a estados de la Unión Americana como Texas y Lousiana.

Para ello se planteó la realización de un encuentro diplomático entre los gobernadores de las entidades americanas con el gobierno de Quintana Roo, para tener una ruta de contención del sargazo.
Lo anterior se debe que todo el sargazo que llega al caribe mexicano, una vez que afecta a las costas del sureste del país se traslada al golfo de México donde tanto Texas como Luisiana registran los mismos problemas del acumulamiento de la macro alga.

Aunado a esto, también se habló acerca de las alertas de viaje que emite Estados Unidos hacía distintos países, y que generan un impacto al turismo en México, por lo cual la embajada estadounidense acordó realizar revisiones a fondo para que estados como Quintana Roo no resientan los también conocidos como Warnings.

Fuente: 24 horas