Debido a la falta de estrategia del Gobierno federal en materia de seguridad pública la situación en el país se están poniendo cada vez peor, aseveró el excandidato presidencial Ricardo Anaya.

En la tercera entrega sobre su libro El Presente, Pasada y Futuro de México, el exabanderado del PAN, PRD y MC, reclamó la falta de seriedad en la toma de decisiones para abatir la violencia y la inseguridad en el país.

El problema de fondo con el actual Gobierno, dijo, es la combinación de falta de estrategia y la insistencia en la militarización.

“Y segundo, el problema de gobernar a base de ocurrencias. Eso de “abrazos y no balazos”, con todo respeto, es una ocurrencia verdaderamente absurda.

“¿Y luego de dónde sacaron que si tratas bien a los delincuentes, ellos se portan mejor y baja la violencia?”, criticó el panista.

Enfatizó que el número de homicidios es el más alto desde hace 20 años, y la delincuencia cobra derecho de piso en cada vez más ciudades del país.

“Cada dos segundos se comete un robo en México. En el transporte, en la casa, en la calle. Y a todo esto hay que agregar el gravísimo problema de los feminicidios y la violencia contra las mujeres”, expresó Anaya en su tercer videomensaje acerca de su libro.

Reconoció que el problema no empezó hace dos años, lo que sí sostuvo es que por la falta de estrategia del Gobierno, las cosas se están poniendo cada vez peor.

“Y es que, otra vez, la gran mentira, la farsa del populismo es que los problemas complejos como este, se pueden resolver con formulitas simplonas”, expuso Anaya.

Propuso como vía para superar la inseguridad en el país una estrategia inteligente con mucha perseverancia, disciplina, y orden en la ejecución.

“El problema que tenemos en México es algo que los especialistas llaman equilibrio de bajo nivel. En palabras simples, es un círculo vicioso del que es bien difícil escapar”, dijo.

Por ello, expresó que se deben prevenir los delitos y la violencia, pero con acciones diferenciadas y focalizadas que respondan a las lógicas locales, pero a la vez articuladas en una gran estrategia nacional.

“Tenemos que terminar con la impunidad haciendo bien la chamba del gobierno. Esto implica varias cosas: Policías profesionales, bien pagadas, equipadas, organizadas y supervisadas.

“Ministerios públicos que funcionen. Necesitamos capacidad para investigar los delitos, especialmente los del crimen organizado. Y tercero. Urge consolidar y profundizar la reforma al sistema de justicia, y hacer de la readaptación social una realidad”, mencionó Anaya.

Por último, añadió que se deben invertir recursos suficientes, pero con honestidad y rendición de cuentas.

Fuente: 24 horas – Jorge X. López