La actividad industrial creció 3.3 por ciento mensual en agosto pasado, impulsado principalmente por la construcción, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Es la tercera alza consecutiva, desde que en mayo las actividades industriales en conjunto se desplomaron al menor nivel del que hay registro, pero ya a una velocidad menor respecto al 18.1 por ciento reportado en junio y el 7.1 por ciento de julio.

Respecto a julio, la construcción creció 11.2 por ciento, todas las industrias vinculadas con energía eléctrica, agua y gas por ductos al consumidor final lo hicieron 5.7 por ciento. Y tanto las manufacturas como la minería crecieron 0.8 por ciento, detalló Inegi.

A tasa anual, la actividad industrial refleja la crisis con una caída de 8.4 por ciento respecto al año pasado. Entre sus componentes también destaca la construcción con un desplome de 14 por ciento, respecto a agosto de 2019.

Las industrias manufactureras –que dependen en mayor medida del mercado externo- revelan una caída de 7.7 por ciento, la generación transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final de 4.8 por ciento y la minería de 3.8 por ciento. 

Fuente: la jornada