En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama se llevó a cabo la subasta “Una mano por la vida”, con el objetivo de recaudar fondos para otorgar prótesis externas de mama a toluqueñas que han perdido un seno a causa del cáncer, organizada por el Instituto Municipal de la Mujer en colaboración con la Asociación Teterías A.C.

“Por todas ellas, por las que ya se fueron, por las que hoy están enfrentando este padecimiento cara a cara, por las que lo van a enfrentar mañana, por todas ellas dedicamos este esfuerzo, lo que se tenga que hacer lo haremos. Tengan la certeza de que en Toluca vamos a trabajar seriamente y a fondo a favor de las mujeres, especialmente de las que más sufren, de las que carecen, vamos a seguir esforzándonos y trabajando por todas ellas”, reiteró el presidente municipal Juan Rodolfo Sánchez Gómez.

​Explicó que este evento cobra gran relevancia porque no es un tema menor, ni es otro tema de gobierno entre los muchos que hay que cubrir en una agenda pública; se trata de encontrarnos cara a cara con la experiencia personal de mujeres y hombres, con nombre y apellido, por lo que “podemos expresar desde el corazón nuestra solidaridad con muchas personas, porque el cuerpo es la primera forma de identificación que tenemos, y ayudar a muchas mujeres sirve para darles confianza, seguridad y esperanza”. 

En su intervención, la titular del Instituto Municipal de la Mujer, María de Lourdes Medina Ortega, reconoció la sensibilidad y compromiso del alcalde, así como su disposición, sensibilidad y la cercanía que tiene con las mujeres: “Hoy las mujeres de Toluca no luchan solas, tenemos la oportunidad de mostrarles que cuentan con nosotros para lograr la recuperación de una mastectomía, lo cual no es una tarea fácil, pero hay cosas que sí se pueden hacer, como esta subasta para recaudar fondos para otorgarles prótesis que les ayuden a recuperar la confianza en sí mismas y volverse a ver al espejo como las mujeres valientes y capaces que lograron salir delante de esta gran prueba que les puso la vida”.

Por su parte, la directora general de la Asociación Teterías A.C., María del Carmen Castrejón Espinoza, explicó que el reporte de muertes por cáncer de mama sigue en incremento, pues el pasado octubre en el Estado de México se registraron 768 decesos, por lo que la asociación que encabeza busca que las personas adquieran una cultura de salud preventiva y realizar actividades a favor de mujeres que han padecido o están atravesando esta situación.

A nombre de las mujeres que han pasado por esta experiencia, Liliana Vázquez Martínez dio su testimonio sobre cómo descubrió que tenía cáncer de mama, el tratamiento que llevó y cómo es su vida después de superarlo, e hizo un llamado a las personas a no tener miedo a los chequeos, pues el diagnóstico no es sinónimo de muerte si se detecta a tiempo, pues recordó que esta enfermedad no respeta estratos sociales, raza, sexo o edad.

Se pusieron a la venta 17 figuras de barro con forma de bustos, los cuales fueron decorados por artistas plásticos con la intención de generar conciencia en la ciudadanía sobre la importancia de la autoexploración y el cuidado de la salud, así como diversas obras de la Galería Pedro Ávila.

Con las prótesis donadas se pretende mejorar la calidad de vida de las toluqueñas que han sido víctimas del cáncer de mama, pues permitirán reincorporarlas al sector laboral ayudándolas a recuperar su autoestima, además de mejorar su salud física al evitarles dolores de espalda. Cada prótesis tiene un costo de 5 mil pesos, por lo que el precio de salida de cada pieza es esa cantidad, con lo que se espera recaudar la mayor cantidad de recursos y multiplicar el número de mujeres beneficiadas.

En la subasta se recaudaron más de 200 mil pesos, recursos que serán utilizados para adquirir 40 prótesis mamarias para igual número de mujeres.

Estuvieron presentes integrantes del Cabildo, la diputada Mónica Álvarez Nemer, personajes del sector empresarial y privado. En este evento también se realizó la entrega simbólica de dos prótesis mamarias a las beneficiarias del programa “Una mano, una vida”: Perla Verónica Ruiz Hernández y María de Jesús Valdez Téllez.