Ante la prohibición de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a 19 empresas de comercializar sus quesos y yogures, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció porque haya diálogo con las empresas, pues no se busca afectarlas sino proteger la salud de los mexicanos.

“Sí, hay que buscar que se informe sobre esto, y diálogo siempre va a haber, y no es el propósito perjudicar a las empresas, nada más que sí tenemos que cuidar la salud del pueblo, es que hay mucho fraude. No usan los alimentos que se deben de utilizar para hacer estos productos.

“Hay muchos productos químicos, adulterados, y eso hay que cuidarlo porque tiene que ver con la alimentación de la gente, todo lo que son productos chatarra, por eso el nuevo etiquetado, la información a los ciudadanos y no es con moche”.

El mandatario resaltó que no se debe generalizar ni perjudicar a las empresas, pues algunas si garantizan buena calidad.

Ayer, los empresarios afectados acusaron indicaron que las observaciones de la Secretaría de Economía se refieren a supuestos errores que se encuentran en la forma de declarar el nombre o denominación del producto, ingredientes o país de procedencia.

Además, acusaron que eso genera desprestigio en sus marcas.

Fuente: 24 horas