El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) aseguró que los embarazos infantiles aumentaron durante la pandemia del Covid-19.

De acuerdo al instituto, en México 32 niñas de entre 10 y 14 años se convierten en madres al días, tras haber sido embarazadas en actos de violencia sexual.

Nadine Gasman, titular de Inmujeres, dijo que esta problemática se agravó durante el confinamiento por el Coronavirus.

“Tenemos claro el efecto (de la pandemia) en los embarazos no deseados, a pesar del esfuerzo de la secretaría de Salud, no sólo de mantener los servicios abiertos sino de hacer una amplia difusión”, comentó Gasman durante la presentación de la Campaña Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes.

Asimismo, señaló que el Conapo estima que en este 2020 hay un promedio de más de un millón de mujeres no tuvieron acceso a métodos anticonceptivos y alrededor de 145 mil embarazos a los esperados en condiciones normales, es decir, sin pandemia.

Por su parte, Gabriela Rodriguez, titular de la Conapo, dijo que era fundamental el trabajo para prevenir los embarazos en niñas y adolescentes, ya que su futuro puede verse comprometido.

En cuanto a la doctora Karla Berdichevsky, directora del Centro Nacional de Equidad de Género, mencionó que el embarazo infantil es un problema de salud pública que se relaciona con la violencia sexual.

Fuente: agencias