Los indicadores de la industria manufacturera que miden el personal ocupado y las horas trabajadas avanzaron durante agosto pasado frente al mes anterior inmediato, mientras que en su comparación anual continuaron por debajo de los niveles observados el año pasado, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) mostró que el personal ocupado creció 0.4 por ciento respecto a julio, siendo los obreros el que lograron avanzar 0.4 por ciento, mientras que el subindicador que hace referencia a empleados cayó 0.2 por ciento.

Las horas trabajadas crecieron un punto porcentual respecto al mes inmediato anterior, lo cual se explicó por el avance de 0.9 por ciento para los obreros, mientras que el tiempo laborado por los empleados cayó 0.6 por ciento.

Si bien los anteriores componentes reportaron avances positivos, las remuneraciones medias reales cayeron 0.1 por ciento, siendo el más afectado el subindicador de obreros que retrocedió 0.1 por ciento, mientras que el referente a empleados se mantuvo sin cambios.

Sin embargo, en su medición anual los tres indicadores mostraron un comportamiento negativo. Así el personal ocupado se contrajo 3.9 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

Las horas trabajadas retrocedieron 6.6 por ciento, por lo que aún no se igualó el nivel que se observó el año pasado. El componente de obreros fue el que mostró el peor desempeño al caer 6.9 por ciento.

Las remuneraciones medias reales disminuyeron 0.1 por ciento anual. A su interior los sueldos pagados a empleados se contrajeron 0.8 por ciento, mientras que las prestaciones sociales se redujeron 0.3 por ciento.

Julio Santaella, presidente del Inegi, resaltó en su cuenta de Twitter que los subsectores manufactureros con las mayores contracciones anuales en personal ocupado en agosto fueron la fabricación de productos de cuero con 17.2 por ciento, prendas de vestir 16.1 por ciento, insumos textiles 14.7 por ciento.

Señaló que la utilización de la capacidad de planta se recuperó durante la “nueva normalidad”, pues luego de que alcanzó 45 por ciento durante los cierres de abril y mayo, en agosto se ubicó 71.7 por ciento en agosto; sin embargo, todavía está 7 puntos abajo del nivel del primer trimestre del año.

Detalló que sólo los subsectores manufactureros registraron incrementos anuales en su utilización de la capacidad de planta en agosto fueron fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica con 1.5 por ciento y bebidas y tabaco con 0.1 por ciento.

Fuente: la jornada