Acompañado por representantes de siete escuelas ganadoras del premio equivalente al avión presidencial, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el sorteo fue un acto muy positivo porque se obtienen recursos para mejorar la atención médica, sobre todo en hospitales públicos donde se cura la gente pobre, humilde.

Ernesto Prieto, ex director de la Lotería Nacional, hoy titular del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, subrayó que los pagos ya fueron ejecutados a través de transferencia bancaria a cada escuela.

Puntualizó que los billetes tienen una caducidad de un año; fueron 76 premios ganadores, entre estos siete escuelas ubicadas en Puebla, Nuevo León, Veracruz y Oaxaca.

En tanto, el Presidente comentó que fue muy interesante la forma en que todos participaron, “participó la gente, dirigentes sociales, sindicales adquiriendo boletos y empresarios que compraron también”, señaló al inicio de la conferencia matutina en Palacio Nacional.

Dijo que uno de estos empresarios, una fundación, compró boletos para distribuirlos en escuelas pobres.

Se entregaron los boletos, precisó, y se entregó un acta para que el dinero se utilizara para mejorar la escuela y para que decidieran en la sociedad de padres y madres de familia.

Anunció que después asistirán médicos de hospitales que atienden enfermos Covid y fueron premiados.

El Presidente se tomó la foto con las personas integrantes de las sociedades de padres de familia y las invitó a “decir algo” en el micrófono.

Una mujer aceptó dar un mensaje y mostró su agradecimiento “con el señor Presidente” y dijo que llevarán el recurso a su comunidad.

El mandatario puntualizó después que estaba en el salón Ana Aurora Alarcón, presidenta de la fundación Delia Morán Vidanta, la cual compró los boletos para las escuelas.

Fuente: la jornada