La detención del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos bajo cargos de narcotráfico es muy preocupante, por eso es del mayor interés que el Presidente de la República corrija y dé marcha atrás a la decisión de sobreexponer a las Fuerzas Armadas con tareas que no les corresponden como construir bancos, trenes o administrar puertos, aeropuertos, aduanas y hasta la dirección financiera del ISSSTE, aseveró el líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés.

Puntualizó que colocar a miembros del Ejército al frente de este tipo de actividades sin los controles civiles adecuados, podría provocar que miembros de las Fuerzas Armadas incurran en actos de corrupción o de ligas con la delincuencia organizada.

“Se debe preservar en todo momento la integridad y la institucionalidad de las Fuerzas Armadas, esa conducción es responsabilidad del Presidente de la República, quien equivocadamente ha venido sobrecargando las tareas a los militares”, agregó.

Cortés dijo que es lamentable la detención del exsecretario de la Defensa Nacional por las graves implicaciones que esto tiene para las Fuerzas Armadas y para la vida institucional en el País.

“Lo lamentamos porque esto se suma a la crítica, los equívocos, la negligencia y la irresponsabilidad que ha tenido este Gobierno, en relación con nuestras Fuerzas Armadas, al persistir en militarizar muchas funciones públicas que son claramente del orden civil y muchas de ellas correspondientes a la iniciativa privada, en demérito y desgaste de sus obligaciones primarias”, expuso el panista.

La detención del general Cienfuegos, dijo que es un asunto de la mayor gravedad y expresó su confianza de que el Gobierno de Estados Unidos tuvo los elementos suficientes para realizarla, así como que hará una investigación profesional, apegada a la ley y al debido proceso, con respeto a sus derechos humanos y un claro deslinde de responsabilidades.

Señaló que en caso de confirmarse los señalamientos contra el exsecretario de la Defensa Nacional, sería muy lamentable para México y su gobierno, porque una vez más fue en el extranjero donde se abren y concretan investigaciones contra la delincuencia organizada, y donde además no fue necesario hacer una consulta sino que simplemente bastó aplicar la ley y el compromiso real de combatir la corrupción.

Por último, añadió que en la detención del general tampoco se puede pasar por alto el proceso electoral en Estados Unidos, así como la caída en las preferencias electorales del candidato que hoy preside ese país.

Fuente: 24 horas