La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, acusó que en el Gabinete de la Cuarta Transformación hay un grado de misoginia “muy considerable” y compartió que “a veces” sus opiniones dentro de las reuniones de seguridad son ignoradas por los hombres.

“Por supuesto que dentro del Gabinete, inclusive hoy en día, hay temas de misoginia muy considerables, desde luego”, dijo la segunda al mando del país al clausurar el ciclo de conferencias “Del derecho al voto al ejercicio del poder” organizado por la Doctora Patricia Galeana fundadora del Museo de la Mujer.

En el marco del 67 aniversario de la obtención del voto femenino, la funcionaria federal compartió su experiencia como la primera Secretaria de Gobernación en la historia de México, cargo que calificó como una “oportunidad única para sentar el precedente que permita que cada vez más mujeres ocupen puestos estratégicos en la toma de decisiones”.

Durante su ponencia, la Secretaría de Gobernación compartió que “las cosas no han sido fáciles” para ella como mujer y puso como ejemplo su participación en reuniones federales dominadas por una mayoría de hombres.

“Había veces, inclusive, en estos Gabinetes de Seguridad exclusivamente de varones, en donde, en ocasiones, mi opinión, y digo, no por el Presidente, al contrario, el Presidente siempre me ha dado mi lugar, pero entre los miembros, una participación mía podría, inclusive no ser tomada en consideración en ese momento, aunque yo tuviera la razón y aunque estuviera aportando algo importante”, reveló.

Destacó que, desde el reconocimiento del derecho a participar como ciudadanas en la vida democrática han habido avances sustanciales para que la participación de las mujeres en la vida pública y política de México sea cada vez más representativa, sin embargo, enfatizó que “apenas hemos dado los primeros pasos para que nuestra democracia sea verdaderamente incluyente e igualitaria”.

La funcionaria federal dijo que aunque en efecto, las mujeres ahora tienen derecho a votar y ser votadas, “pero nuestra representación en ámbitos de decisión sigue siendo escasa”, destacó, y puso como ejemplo el acceso real a tribunales, añadiendo que las posibilidades de obtener una respuesta favorable de las autoridades de procuración de justicia es amenazada por estereotipos.

Por su parte, la doctora Galeana coincidió que la misoginia, es difícil de deconstruir pues tiene un origen ancestral que ha sido apuntalada por sistemas jurídicos donde se ha considerado que el poder es de los hombres.

Fuente: nación 14