Por: J.O.

El retroceso que implica la desaparición de los más de 100 fideicomisos acribillados por el poder Legislativo es, por decir lo menos, aberrante. Se supone que el fin de desaparecer estos instrumentos financieros es, para variar, combatir la corrupción que en ellos habita. Sin embargo, en vez de limpiar estos, la Cuarta Transformación prefiere arrancar de raíz estos pocos “árboles”, si me permite la analogía, que nos da los pocos frutos que podemos ver en el país. 

Resulta que, por ejemplo, la desaparición de los fideicomisos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) causará que cerca de mil 500 científicos se queden sin trabajo. Quizás así, en números llanos 1,500 a usted no le parezca demasiado, pero son profesionales que deberán abandonar desarrollos que podrían potenciar el crecimiento médico, científico y tecnológico del país.

Así como este ejemplo hay decenas de rubros que se quedarán sin el de por sí pobre  soporte de México, lo que sin lugar a dudas derivará en fuga de cerebros, de talentos y, por supuesto, de inversión. 

Si bien estamos de acuerdo en que se debe erradicar la corrupción, los cuatroteros no se han puesto a pensar, si es que se dan el lujo, en que esta eliminación implica un atentado al futuro de México y por lo tanto, es un atentado directo en contra suya, mía y en especial de nuestra niñez. 

Se debe acabar con este y con toda clase de delitos, pero no se puede arrancar de tajo el trabajo que costó décadas construir. La eliminación de los fideicomisos es aberrante y un craso error de esta administración que, desde luego, estará fresco en la memoria de todas las personas directamente afectadas para las elecciones del 21.

Estos 68 mil 478.1 millones de pesos que conformaban estos fondos ahora eliminados pasarán a las cuentas de la Tesorería de la Federación, y según dicen, se destinarán en principio para combatir los estragos de la pandemia en México. ¿Pues no que para eso era también lo de la rifa del avión? Digo, sólo es duda razonable. 

Durante su visita por Nuevo Laredo, López Obrador fue recibido a gritos y reclamos, por lo que dijo que había “muchas pasiones”… Yo #SóloDigoLoQueVeo

JUEGO DE CARTAS:

DICEN POR AHÍ: Que el día de hoy se podrían dar algunos cambios en el gabinete presidencial, puntualmente aseguran que Raquel Buenrostro, actual titular del SAT pasaría a encabezar la Secretaría de Hacienda; López-Gatell sería ascendido a la titularidad de la Secretaría de Salud y el niño prodigio, Marcelo Ebrard haría mudanza de Av. Juárez a la Av. Bucareli //MISOGINIA: A pesar de no ser oficial, lo anterior toma sentido teniendo en cuenta que esta semana Olga Sánchez Cordero, hasta ahora todavía Secretaría de Gobernación aceptó que dentro del Gabinete de Seguridad hay “temas de misoginia muy considerables”, y usted y yo ya sabemos que al presidente no le gusta que se le exhiban sus trapos sucios. //MENSTRUACIÓN: Hablando de machismo, misoginia y de paso falta de empatía, las mexicanas continuarán pagando IVA en productos menstruales, luego de que de la Cámara de Diputados rechazó la iniciativa para eliminar el impuesto en toallas sanitarias, compresas, tampones, copas o cualquier otro producto destinado a la menstruación. Una breve investigación me llevó a conocer que una mujer puede gastar desde 30 hasta 600 pesos al mes en estos productos, a pesar de que son, verdaderamente, una necesidad básica //MORENA: Finalmente el dúo dinámico, Mario Delgado y Citlalli Hernández quedaron a la cabeza del Partido Morena, lo que simbólicamente le da la palmadita en la espalda a Ebrard, con miras al 2024; aunque también me comentan que podría llevarse un desaire próximamente. //SEMANA ROJA: En los calendarios de las oficinas de Biden y Trump los próximos siete días están encerrados en un mal garabato de color rojo que indica la recta final en esta contienda, así que habrá que estar pendientes esta semana para ver qué sorpresas nos trae la jornada. //FRAUDE: Ahora que todo mundo anda necesitado, los hampones andan más creativos que nunca. Ahora se hacen pasar por gente del Seguro Social y, bajo el pretexto de “le llevaremos sus medicamentos a domicilio” le piden su dirección. Recuerde usted que, hasta ahora, el IMSS no da este servicio. Sobra decir que no debe dar su dirección a nadie; si usted desea recibir artículos a domicilio como comida o compras online, debe asegurarse de que se trate de una plataforma o restaurante que usted contactó. Ante la crisis la delincuencia ha crecido de forma alarmante: recuerde no dar ningún dato suyo o de su familia.