En la discusión que lleva acabo el Pleno del Senado de la República, sobre las minutas enviadas por la colegisladora, que forman parte del Paquete Económico 2021, los Grupos Parlamentarios han expresado la necesidad de que éste permita hacer frente a la crisis generada por la pandemia e impulse el repunte de la economía.

Al presentar los tres dictámenes, el senador Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, dijo que el Senado se propuso dar a los mexicanos un paquete económico que favorezca la estabilidad macroeconómica, promueva un gasto eficiente, combata la corrupción, la evasión fiscal y privilegios, y que haga efectivos los derechos a la salud, seguridad y educación.

Indicó que debido a la pandemia, las medidas están orientadas a garantizar la salud de las y los mexicanos, pero también a promover un crecimiento rápido y sostenido del empleo y de la actividad económica, reducir la desigualdad, sentar la bases para un desarrollo equilibrado y vigoroso, asegurar la sostenibilidad fiscal para una mayor recaudación con justicia tributaria y distribución de la riqueza.

Explicó que el paquete económico se sustenta en ejes, como el fortalecimiento de las fuentes de ingresos y de mecanismos de fiscalización, el uso prudente de la deuda pública, aumentar la efectividad en el gasto público, un gasto austero y eficiente y en lograr que la economía repunte.

Ley de Ingresos

Se prevé obtener 6 billones 262 mil 736.2 millones de pesos, de ellos, 3 billones 533 mil 31.1 millones de pesos, corresponden a impuestos; 381 mil 835.8 millones de pesos, a Cuotas y Aportaciones de Seguridad Social; 58 millones de pesos a Contribuciones de Mejoras, y 42 mil 267.7 millones de pesos a Derechos.

Asimismo, contempla que ingresen 9 mil 364.8 millones de pesos, por el concepto de Productos; 119 mil 458.2 millones de pesos, por Aprovechamientos; 1 billón 76 mil 892 millones de pesos, provenientes de Ingresos por Ventas de Bienes, Prestación de Servicios y Otros Ingresos; 343 mil 39 millones de pesos, por Transferencias, Asignaciones, Subsidios, y Subvenciones, y Pensiones y Jubilaciones; y 756 mil 789.6, por Ingresos Derivados de Financiamientos.

El proyecto de decreto estima una recaudación federal participable por 3 billones 351 mil 759.7 millones de pesos, además no contempla nuevos impuestos, ni aumentos a los vigentes, “con la finalidad de beneficiar a los mexicanos”.

Utiliza un crecimiento puntual del Producto Interno Bruto para 2021 de 4.6 por ciento; y un tipo de cambio de 22.1 pesos por dólar. Se estableció una producción de mil 857 miles de barriles diarios, con un precio de 42.1 dólares por barril.

Otro de las disposiciones que contiene la Ley de ingresos es autorizar a la Ciudad de México un endeudamiento neto de 4 mil 500 millones de pesos para el financiamiento de obras contempladas en su Presupuesto de Egresos.

Ley Federal de Derechos

El dictamen realiza adecuaciones a los cobros por la prestación de los servicios que proporcionan las dependencias de la Administración Pública Federal en las siguientes materias: pasaportes, aduanera, de Normas Oficiales Mexicanas y control de calidad, forestal, ambiental y marítimos.

También ajusta las disposiciones referentes al uso, aprovechamiento o explotación de bienes de dominio público de la nación, relativas a áreas naturales protegidas; telecomunicaciones; minería y cuerpos receptores de las descargas de aguas residuales.

El dictamen señala que la adquisición de los títulos de concesiones o asignaciones mineras, así como de los derechos adquiridos por terceros, para efectos de su deducción, tendrán el tratamiento de inversiones como un gasto diferido, lo que conlleva a que el Estado mexicano perciba la contraprestación proporcional correspondiente por el aprovechamiento de sus recursos naturales no renovables.

Con relación al derecho extraordinario sobre minería, establece que para efectos de su determinación serán “considerados los ingresos acumulables totales conforme a lo establecido en la Ley del Impuesto sobre la Renta, ya que de esta manera se evita que la recaudación del mencionado derecho también se vea afectada por las diversas interpretaciones que permite la misma ley en cuanto a su aplicación”.

Otra de las medidas que se señalan es la incorporación del cobro de derechos por el uso del espectro radioeléctrico.

Miscelánea Fiscal

Entre las disposiciones que incluye se encuentra la de eliminar el tratamiento de excepción que existe para los servicios digitales de intermediación, que tengan por objeto la enajenación de bienes muebles usados o prestados en el país por residentes en el extranjero sin establecimiento en México.

Considera que “el tratamiento que se debe dar a la enajenación de bienes realizados en territorio nacional a través de plataformas digitales de intermediación, debe ser el que les corresponda conforme a la Ley del Impuesto al Valor Agregado y, por los servicios digitales de intermediación, la plataforma que presta dichos servicios, debe pagar el impuesto que corresponda a los mismos”.

Incluye que los terceros relacionados con los contribuyentes y responsables solidarios, también son sujetos de aseguramiento precautorio, debido a que también pueden resistirse al ejercicio de las atribuciones de la autoridad fiscal.

En lo relativo al aseguramiento precautorio, como medida de apremio, se incluye una cláusula habilitante para que el Servicio de Administración Tributaria, mediante reglas de carácter general, establezca requisitos y condiciones en que se ejercerá esta atribución.

Posicionamientos de los Grupos Parlamentarios

La senadora Lucy Meza, de Morena, recordó que el país atraviesa por una crisis sanitaria causada por el Covid-19, y para eso, se necesita un presupuesto federal suficiente que garantice vacunas a todos los mexicanos. Consideró que no debe haber persecución por motivos fiscales ni tratos preferenciales, pero sí habrá seguridad jurídica a los contribuyentes. Destacó que no hay aumento de impuestos y se eliminó el incremento al IVA, a las plataformas digitales y a la prestación de servicios en internet.

Por Acción Nacional, la senadora Minerva Hernández Ramos, aseguró que ante la ausencia de realismo en las proyecciones económicas de la Secretaría de Hacienda y la falta de apoyos y estímulos que incentiven la actividad económica muchos analistas, ven probable la pérdida de grado de inversión en México, lo cual, dijo, será desastroso.

La senadora Nuvia Mayorga Delgado, indicó que su Grupo Parlamentario el PRI votará en contra de los tres dictámenes y aseguró que México vive una doble crisis; la económica y de salud. Lo que vemos es que la prioridad del gobierno es atender las obras insignia y programas sociales electoreros, pero no atienden la crisis económica que afecta, sobre todo, a MiPymes, que no vienen en el paquete económico y ellos dan el 70 por ciento de empleos en el país.

Samuel García Sepúlveda, de Movimiento Ciudadano, consideró que esta propuesta no incluye ningún estímulo, pero sí contiene medidas de terrorismo fiscal en contra de los contribuyentes, como las disposiciones para que el Servicio de Administración Tributaria puedan entrar a los domicilios para tomar fotografías y videos.

Por el PT, la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre señaló que el paquete económico debe obedecer a la nueva realidad. Destacó que aprobarán el paquete fiscal, en cumplimiento al compromiso del Presidente de la República de no endeudar más al país, no crear impuestos, mantener disciplina y prudencia fiscal y porque prioriza la política social.

De Encuentro Social, la senadora Sasil de León Villard asentó que el Paquete Económico “está diseñado sobre supuestos prudentes”, para que el Presupuesto refleje el balance de riesgos que enfrenta la economía. Se trata, dijo, de un proyecto responsable, que permitirá atender las necesidades de la población, sin endeudar el futuro de las próximas generaciones.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, del PRD, precisó que el paquete económico cumple con los objetivos de gasto público. No obstante, dijo, se presenta en un contexto de crisis mundial debido al covid-19, por lo que manifestó su preocupación por la proyección sobre crecimiento económico, pues no parece contemplar el contexto económico mundial.

Posteriormente, se dio paso a la discusión en lo general y lo particular los de los dictámenes.