El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, anunció que el estado vuelve a Semáforo Epidemiológico Rojo, tras el aumento de casos positivos de Covid-19 en la entidad.

El mandatario estatal precisó que se tiene registró de un aumento en los contagios, así como en la demanda hospitalaria y la velocidad de propagación de la enfermedad.

Detalló que la decisión fue tomada en conjunto con los alcaldes del estado y las autoridades de la Secretaría de Salud.

Aispuro Torres consideró que Durango enfrena la etapa más difícil desde que se decretó la emergencia sanitaria por el Coronavirus.

“Los casos de contagio y defunciones van en aumento, nuestro personal médico se encuentra cansado y desgastado. Este gobierno esta obligado a protegerlos y protegerte a ti”, dijo.

Señaló que es momento de actuar y llamó a la suma de esfuerzos para detener los contagios.

“Al gremio médico y al pueblo de #Durango, les digo que no están solos. Es el momento de actuar y sé que cada familia y cada ciudadano lo vamos a hacer. Con esta suma de esfuerzos vamos a lograr detener el número de contagios. Cuentan conmigo, como yo sé, que cuento con ustedes”.

Medidas que se aplicarán en Durango

Añadió que desde este martes 3 de noviembre y hasta el 17 de este mes se aplicarán las siguientes medidas:

Las actividades presenciales en las escuelas se mantendrán suspendidas, así como en los espacios públicos.

Mientras tanto, la actividades económicas podrán continuar con sus laboras, sólo de ser las consideradas como esenciales.

Los hoteles mantendrán una ocupación máxima de 25%, sin abrir las áreas comunes, mas que para las actividades esenciales.

Restaurantes y cafeterías también deberán trabajar a un máximo del 25% del aforo, y los puestos de comida sólo podrán llevar a domicilio.

Mercados y supermercados pueden laborar a un máximo de aforo del 50% y sólo podrá ingresar una persona por familia.

Las peluquerías, estéticas y barberías sólo podrán ofrecer servicio a domicilio, aplicando el protocolo sanitario.

Gimnasios, albercas, centros deportivos, spa y centros de mensaje suspenderán sus labores por completo.

Desde este 3 de noviembre se suspenderá la venta de bebidas alcohólicas, se cerrarán templos para ceremonias religiosas, así como las plazas públicas y áreas recreativas.

Los taxis y autos particulares sólo podrán llevar a dos personas, además del conductor.

Habrá restricciones de circulación entre las 10 pm a las 5 am.

El transporte público llevará un pasaje máximo de 50%.

También se aplicarán sanciones “severas” para fiestas particulares.

Fuente: 24 horas