En reunión ordinaria, senadoras y senadores integrantes de la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana, que preside el senador Juan Zepeda, entrevistaron a las y los candidatos propuestos por las instituciones de educación superior y de investigación, así como a las y los postulados por las organizaciones de la sociedad civil para ocupar alguno de los nueve cargos que integran la Comisión de Selección del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Durante las comparecencias, a distancia mediante una plataforma digital, las y los aspirantes manifestaron sus razones para integrar la Comisión de Selección, además de exponer su trayectoria, experiencia y presentar de manera directa su visión sobre el combate a la corrupción.

Cabe recordar que este organismo se compone de cinco personas propuestas por instituciones de educación superior e investigación y cuatro por organizaciones de la sociedad civil vinculadas a materias de fiscalización, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Las y los integrantes de este organismo, los cuales cuentan con un cargo honorífico, se encargarán de designar a los cinco miembros del Comité de Participación Ciudadana (CPC), rector del SNA y canal de interacción entre la sociedad civil y las instituciones de gobierno. El CPC tiene facultad para proponer políticas anticorrupción, metodologías e indicadores de evaluación y, principalmente, vigilar el funcionamiento del SNA.

El primer bloque de comparecientes fue integrado por las y los perfiles propuestos por las instituciones de educación superior y de investigación.

Al iniciar este grupo de aspirantes, María de los Ángeles Estrada señaló que el gran reto del SNA es implementar y terminar de conformar al Sistema, debido a que aún faltan elementos para estar ante un pleno ejercicio de su función. “También la plataforma digital nacional es una gran herramienta para ciudadanos y servidores públicos para ayudar a las autoridades a que se lleve a cabo una función real de observación y auditoria”, agregó.

A su vez, Miguel Ángel Velázquez Plascencia indicó que las reformas a la Ley de Responsabilidades es un tema pendiente, por lo que él le añadiría un efectivo control y obligación para realizar las evaluaciones y seguimiento patrimonial, a fin de contar con elementos más certeros en las declaraciones patrimoniales y así dar seguimiento a los servidores públicos al iniciar su encargo y al finalizar el mismo.

En su intervención, Adán Córdova Trujillo señaló que para relanzar el SNA es necesario terminar de construirlo, ya que hace falta el nombramiento de magistrados y el establecimiento de Sistemas locales, pues sin esto no está completo. Puntualizó que, a cinco años de su creación, no ha habido ni una sola sesión del SNA completo; “es necesario construirlo de manera completa y después fortalecerlo”, aseveró.

Armando Hernández Cruz se refirió al tema de los fideicomisos públicos, indicando que no todos son un foco de corrupción, pero tampoco todo el manejo directo de recursos públicos es intachable. Detalló que ha habido casos emblemáticos de corrupción derivado del uso de estos mecanismos, pero también algunos que funcionan y ayudan a la transparencia. En este sentido, aseguró que se ha abusado de estos mecanismos, sin embargo, cada caso debe revisarse por separado.

El segundo grupo de candidatas y candidatos fue el de las propuestas presentadas por las organizaciones de la sociedad civil especializadas en materia de fiscalización, de rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Al iniciar este bloque, Mauricio Reyna Lara aseguró que todos los sectores de la sociedad deben participar en el combate contra la corrupción. Apuntó que la ciudadanía tiene que sumarse al trabajo de las instituciones para avanzar hacia un modelo democrático donde todos colaboren conjuntamente. “La iniciativa privada puede ayudar al SNA para minimizar la corrupción en el país; la tarea fundamental es de todos”, puntualizó.

Aarón Gregorio Bustamante denunció que muchas de las designaciones que la Comisión realiza para integrar el CPC terminan renunciando, lo cual genera un estado de indefinición al interior del SNA al grado de que hoy existe un Comité que está imposibilitado para desarrollar los trabajos en la Comisión Ejecutiva debido a la escasez de miembros. “Eso tiene que evitarse para tener un buen funcionamiento del SNA”, sentenció.

Por su parte, Mónica María del Rosario Barrera Rivera, afirmó que en el perfil de los integrantes del CPC se debe considerar la diversidad regional y de formación en materia de transparencia, anticorrupción, rendición de cuentas, además de lo establecido por la Ley como no ser integrante de un partido político, no tener sanciones administrativas y no haber sido sujeto a alguna pena corporal, especialmente si tiene que ver con fraudes o abuso de confianza.

Gerardo González de Aragón Rodríguez aseguró que el mayor beneficio del CPC será regresar la confianza de la ciudadanía hacia el gobierno, transparentando el actuar de las instituciones y revisando las contrataciones del Estado. Señaló que existen áreas de oportunidad que se pueden aprovechar al interior del SNA para mejorar el combate contra la corrupción y traer los resultados que la ciudadanía demanda.

Finalmente, Pablo Armando González Ulloa Aguirre denunció que el CPC ha quedado corto en la vinculación con la Academia y la sociedad civil, ya que existe una gama increíble de experiencia de la que se puede aprender y aprovechar para fortalecer el SNA. Se trata, agregó de instituciones que han trabajado estos asuntos por 10 o 15 años, por lo que resulta imprescindible integrar este conocimiento y crear un dialogo más constante con estos sectores de la sociedad.

Los integrantes de la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana citaron a reunión ordinaria el día de mañana a las 9:00 horas, con el objetivo de discutir y deliberar el dictamen de idoneidad de las y los comparecientes.