Por Rubén Arizmendi

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila logró que se aprobara el acuerdo de la Junta de Coordinación Política para realizar sesiones a distancia por motivos de fuerza mayor originada por el Covid-19.

De las 10 sesiones que faltan en este periodo ordinario, senadores estarán trabajando de manera mixta, algunas serán presenciales y otras virtuales, apuntó el legislador por Morena.

Sólo reformas constitucionales y legales, así como puntos de acuerdo fundamentales, tendrían que ser presenciales con un número mínimo en el Pleno y con la posibilidad de votar desde sus oficinas o en bloques.

Durante un receso durante la sesión ordinaria de este miércoles, los integrantes de la Jucopo discutieron la propuesta de Monreal Ávila, quien dijo estar seguro de convencer a los presidentes de todas las fuerzas parlamentarias, “aplicando mi mejor experiencia”.

Afortunadamente, en el Senado han acelerado los trabajos y el resto de las sesiones de este Periodo Ordinario ya no serían presenciales o solamente cuando se tenga que votar, nombramiento o reformas.

Entre los pendientes que tienen los legisladores se encuentran la Ley de Cannabis, reforma en materia digital de la Auditoría Superior de la Federación, y el paquete de Justicia.

Es muy probable que la próxima semana las sesiones se celebren de manera digital y probablemente presencial hasta el 17 o 18 de noviembre.

Por lo que comentó el senador Monreal Ávila a los reporteros que cubren la fuente del Senado, previo a la votación del acuerdo, el objetivo es que los legisladores se pongan de acuerdo en una o dos sesiones con discusiones en comisiones digitales y sólo el voto presencial, con bloques de 10.

La dinámica sería que 10 senadores voten, otros 10 bajan y otros 10 suben (a sus oficinas), de tal suerte que en el Pleno pueda haber máximo 40 personas y estar votando en boque sólo en presenciales. El resto de las sesiones serían a distancia.

Para las comparecencias pendientes por la Glosa del Segundo Informe, la propuesta es que se celebren de manera digital.

Así es que el Senado reforzará y profundizará, hacia el final del periodo ordinario de sesiones, las medidas sanitarias sin descuidar sus funciones.