Irregularidades en contratos, falta de justificación en licitaciones públicas en diversas alcaldías y anomalías administrativas y financieras en dependencias del gobierno central, fue lo que reportó la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM) como parte del segundo informe de la cuenta pública 2019.

La ASCM emitió 522 recomendaciones como resultado de 80 auditorías que corresponden a la revisión de la cuenta pública del año pasado, 28 de las cuales se determinaron como potenciales promociones de acciones ante la Secretaría de la Contraloría, el Tribunal de Justicia Administrativa, la Procuraduría Fiscal o Fiscalía General de Justicia.

Tres recomendaciones corresponden al Instituto del Deporte, por anomalías en el registro de ingresos por venta de bienes y servicios como los relacionados con el permiso para la construcción y operación del estadio de los Diablos Rojos.

En la Secretaría de Obras se detectaron omisiones en los procedimientos de licitación para la adquisición de camiones tipo pipa y equipo de biodigestión y separador sólido; la Secretaría de la Contraloría incurrió en faltas en el arrendamiento del inmueble que ocupa en Tlaxcoaque, al igual que Turismo por el edificio de Nuevo León 56, en tanto que en la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social detectó algunas deficiencias en el programa de comedores comunitarios, entre otras.

En el caso de las recomendaciones que podrían derivar en responsabilidades administrativas, resarcitorias o penales, la mitad corresponde a las alcaldías, entre ellas cuatro a Gustavo A. Madero por haber formalizado un contrato por más de 8 millones 500 mil pesos para adquirir maquinaria y vehículos antes del fallo de la licitación y por anomalías en dos programas sociales.

En Álvaro Obregón no se contó con autorización para una adjudicación directa y excedió los montos máximos de actuación por un importe de 31 millones.

En Magdalena Contreras no se acreditó que los bienes contratados por una licitación fueran entregados a la alcaldía, por lo que no se comprobó un gasto de más de 22 millones de pesos.

También cuatro a Tláhuac por modificaciones al capítulo de bienes muebles, inmuebles por 7 millones 176 mil pesos que no contribuyeron al mejoramiento de metas y por irregularidades en un programa; igual con cuatro, Magdalena Contreras, por deficiencias en la justificación de la entrega de 7 millones 198 mil pesos de dos programas y deficiencias en la adquisición de vehículos para servicios.

Fuente: la jornada