Sin modificaciones a la minuta enviada por la Cámara de Diputados, la Comisión de Salud del Senado, aprobó adicionar el artículo 77 bis a la Ley General de Salud para permitir que se destinen 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar a la Tesorería de la Federación, tal como ya fue aprobado la semana pasada en la Ley de Ingresos de la Federación 2021.

A pesar de que la oposición pedía etiquetar dichos recursos para la compra de la vacuna contra Covid-19 y el fortalecimiento a la Salud, el dictamen no tuvo cambios y se estableció que cuando el Fondo acumule recursos en un monto superior a dos veces la suma aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020 como aportaciones al Fideicomiso del Fondo de Salud para el Bienestar, el remanente podrá destinarse a fortalecer acciones en materia de salud a través del reintegro de recurso correspondiente a la Tesorería de la Federación o mediante el Fondo de Salud para el Bienestar.

Destaca que “los recursos acumulados en el Fondo seguirán garantizando la atención de enfermedades que provocan gastos catastróficos, la atención de enfermedades de infraestructura, el abasto y distribución de medicamentos y el acceso exámenes clínicos, conforme lo establece el artículo 77 bis 29 de la Ley de Salud.

Mientras que en el artículo segundo transitorio, se especifica que el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), instruirá al Fondo de Salud para el Bienestar que, a más tardar el primero de abril del próximo año con centro en la tesorera la federación 33 millones de pesos de este Fideicomiso; tal como quedó establecido en la Ley de Ingresos aprobada la semana pasada.

Ante ello, la senadora del PAN, Martha Márquez criticó al presidente de la Comisión de Salud, Miguel Ángel Navarro, por haber presentado una reserva en la Ley de Ingresos para utilizar 33 ml millones de pesos del Fondo, sin haber aprobado dicho dictamen en comisiones.

Y recordó que este año ya se han retirado 40 mil millones de pesos del Fondo para Instituto de Salud para el Bienestar y ahora el gobierno tendrá 73 mil millones de pesos, que no se sabe en que se han gastado.

Cuestionó al presidente de la Comisión de Salud, el morenista Miguel Ángel Navarro, por presentar una reserva en la Ley de Ingreso para que se utilicen esos 33 mil millones de pesos del fondo, sin que este dictamen se hubiera aprobado previamente. Dijo a que a esto se le llama una chicanada y corrupción.

“Lo que hoy se va a realizar pues es corrupción, porque no saben a dónde irán estos 33 mil millones de pesos y porque no se le está garantizando la atención a los enfermos de VIH, de cáncer y de las distintas enfermedades de gastos catastróficos. Quienes voten a favor de los mexicanos, pues nada más estarán abonando a que la salud de los mexicanos se siga viendo dañada, pero son bárbaros, con tal de quedar bien con presidente”.

En respuesta el morenista, se dijo respetuoso de las críticas y explicó en que se utilizaron los 40 mil millones de pesos.

“Los 40 mil millones de pesos, entre otras muchas cosas, precisamente se destinaron en parte para regularizar plazas, ya que las nóminas están desfasadas en los estados”, refirió.

Fuente: 24 horas