Baltazar “N” fue detenido este jueves, por elementos de la Fiscalía General de Justicia, por el homicidio de los menores de edad Alán y Héctor, cuyos cuerpos fueron desmembrados presuntamente en un inmueble ubicado en la calle de Cuba 86, colonia Centro. 

Durante el cumplimiento de una orden de cateo, otorgada por un juez penal, el agente del Ministerio Público, Policías de Investigación, peritos y elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención ubicaron indicios en escaleras y al interior del domicilio. 

Además, en este último, encontraron restos hemáticos y prendas de vestir, que ya son analizadas por expertos de la Coordinación General de Investigación y Servicios Periciales, informó el coordinador de asesores y vocero de la FGJCDMX, Ulises Lara López. 

En un mensaje a medios precisó que el hombre de 25 años fue puesto a disposición, por su probable participación en el delito contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, hipótesis de posesión con fines de comercio. 

A Baltazar se le relaciona como la persona que posiblemente trasladaba, de manera inicial, los restos de los dos menores de edad, la madrugada del primero de noviembre, en la calle de República de Chile, en la misma colonia. 

Destacó que, sus rasgos son muy similares a las de la persona que aparece en imágenes con que cuenta la Fiscalía y sería quien posiblemente transportó la carretilla de carga desde el predio ubicado en la calle de República de Cuba a la de Chile, donde se encontraron las cajas con los restos de los menores de 14 y12 años. 

Sin embargo, de acuerdo con la investigación, al caerse las cajas, dicha persona regresa al domicilio cateado, y en un segundo momento, fue detenida otra persona que posteriormente se aproximó a la carretera, indicó. 

La desaparición y muerte de dos niños en la colonia Centro “nos ha cimbrado”, porque “estamos frente a un crimen atroz y abominable que le arrebató la vida. Es una manifestación inadmisible de maldad”, afirmó la titular de la FGJCDMX, Ernestina Godoy. 

Con sus familias se ha mantenimiento acompañamiento permanente, haciendo especial énfasis dada la condición de vulnerabilidad de las víctimas, por tratarse de menores de edad y formar parte de un pueblo indígena. 

Estos hechos, “nos conmueven e indignan profundamente y no habrá forma ni lugar para escapar de la acción de la justicia para quienes ordenaron, planearon, ejecutaron o participaron en este crimen”, advirtió al señalar que combatir la impunidad es la mejor forma para evitar la repetición.

Fuente: la Jornada