Por. Abiud Hernández Leyva

-Y Ahora el dinero a donde va?
-PAN-PRI-PRD rumbo al 2021
-A lavarse las manos Gobierno de México, ante Biden

Con 297 votos a favor, 134 en contra y 0 abstenciones, se aprobó en lo general el dictamen con proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2021. Año electoral donde el derroche de dinero se tendrá en las campañas, para que se pueda tener la oportunidad de seguir gobernando, estados municipios y cámaras locales por parte de los partidos que estén en la contienda. A pesar de la pandemia México, busca mantener las cifras que le permitan al presidente seguir con sus programas sociales, pero teniendo en cuestión que la recaudación de impuestos ha cambiado y que el siguiente año será difícil para el país en materia económica y que los más afectados son los mexicanos. El proyecto de decreto prevé un gasto neto de 6 billones 295 mil 736 millones 200 mil pesos y un déficit presupuestario de 718 mil 193 millones 400 mil pesos.

Además de un recorte de 2 mil 184 millones de pesos a organismos autónomos. Y es que esta cuarta transformación está saliendo más cara de lo previsto y desde palacio nacional se envía el mensaje de que todo es consecuencia de los gobiernos anteriores, sin tomar la responsabilidad que ahora les toca. En el año electoral la implementación de promesas serán parte de la gastadera de insumos de promoción de los candidatos para poder llegar a los puestos de poder, tendremos que pedir cuentas claras y saber en qué se gasta cada peso porque vaya que los políticos se dan a manos llenas dinero público que podría cambiar el día a día de los mexicanos que han perdido su empleo bajo las condiciones de la pandemia.

A través de México SI, PAN-PRD-PRI buscan hacer coaliciones en diferentes partes del país en el próximo año electoral para poder desbancar a MORENA, es decir sumar los votos para lograr el triunfo de sus candidatos. Hoy una acción que antes era imposible y que habla de la ambición de poder más que la oportunidad de ayudar a los mexicanos. Dentro del mundo político las cosas se mueven de manera distinta y es impulsar o enterrar los ideales de los enemigos quienes en gran cantidad lo hacen por egocentrismo, para demostrar su facultad de poder.

Esta estrategia bien pensada para volver a la confianza del electorado será difícil para los partidos, recordemos que AMLO, buscará a toda fuerza bajar los números y sacar los trapitos al sol de los actores políticos de estos partidos que en su tiempo le hicieron la vida de cuadritos al presidente. Por lo pronto la decisión ya está tomada y tendremos que ver quien es el partido líder que encabeza estos esfuerzos para lograr sus objetivos ya que el PRI es el único que cuenta con una estructura de a pie en todas las colonias de México, PAN la ideología de la fuerza de decisiones y PRD el número de votos que abonará al triunfo de los candidatos en esta alianza.

Cerramos con la mala decisión del Gobierno de México de no reconocer hasta ahora el triunfo del presidente Electo de Estados Unidos, Joe Biden. La política internacional del Presidente AMLO, es simple quien no simpatiza con sus ideas socialistas no es su amigo, ahora Biden con una mente política neoliberal será un dolor de cabeza para cuando asuma el poder, ya que las ideologías son totalmente diferentes y ante el triunfo demostrado, hoy nuestro país se esta quedando como el rezagado políticamente en temas que influyen en el desarrollo del país a futuro.