Como parte de sus prioridades de política exterior, México busca fortalecer los esfuerzos regionales para atender la fabricación y el tráfico ilícito de armas de fuego, así como de municiones y explosivos, entre los países del continente americano, al reconocer la grave amenaza que suponen para la paz y la seguridad internacionales. 

En esta próxima reunión, México fungirá como secretario pro tempore del Comité Consultivo de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados (CIFTA), por lo que buscará dar seguimiento al Curso de Acción 2018-2022 y a la Declaración de nuestro país, que se aprobaron en la cuarta conferencia de las partes en la Ciudad de México, los días 4 y 5 de abril de 2018.  

En el Curso de Acción, los Estados se comprometieron a adoptar las medidas necesarias para lograr una mejor instrumentación de la CIFTA en las áreas de marcaje y rastreo de armas de fuego; controles de importación y exportación; controles fronterizos; cooperación e intercambio de información; gestión de arsenales y destrucción del exceso de armas de fuego, municiones y explosivos; así como acciones que fortalezcan las sinergias con la sociedad civil y organizaciones internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  

Con estos esfuerzos, México reafirma su liderazgo en foros multilaterales para promover acciones a favor del bienestar y de la seguridad regional.