Luis Serieys Zárate

23/11/2020

Ciudad de México

En medio de la pandemia por el COVID-19 los 14 mil trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro se manifestaron listos para movilizarse ante la violación a su Contrato Colectivo de Trabajo, sobre todo en la prestación del servicio Médico que los afecta cuando hay muchos contagios.

El Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores  del STC Metro señalaron: “nos encontramos ante una situación en la que nos vemos obligados a tomar determinaciones que quisiéramos evitar, pues somos una organización obrera comprometida con nuestra fuente de trabajo y con la población usuaria del Metro a la que servimos.

Pero los directivos del Sistema de Transporte Colectivo (STC) parece que pretenden orillarnos a tomar medidas de defensa de nuestros derechos laborales y de seguridad social, toda vez que, de buena fuente hemos conocido la noticia de que, esta administración patronal ha tomado la decisión de violentar las disposiciones establecidas en el artículo 121 del Reglamento de Condiciones Generales de Trabajo, al determinar que no renovará el contrato con el Nuevo Sanatorio Durango que nos brinda el servicio de atención médica especializada y hospitalización a quienes laboramos en el Metro, al personal jubilado y a nuestras familias.

Intentan, señalaron remitirnos a una clínica de inferior calidad, lo que reglamentariamente es inadmisible, toda vez que es el Consejo General Médico quien, en caso de terminación o rescisión de los contratos con los hospitales, clínicas de rehabilitación, farmacias y laboratorios de análisis clínicos actuales, propondrá a “EL SISTEMA”, para su contratación, nuevos hospitales, clínicas, farmacias y laboratorios de igual o mejor categoría.

Comprendemos que la emergencia sanitaria ha golpeado seriamente los ingresos de la empresa, pero también resulta incuestionable que los recursos para responder de los derechos y prestaciones laborales y de seguridad social estuvieron debidamente aprobados en el presupuesto anual del Organismo, y nadie está facultado para desviarlos sin incurrir en responsabilidad administrativa y hasta de índole penal, pues un órgano de gobierno sólo puede actuar dentro de las facultades asignadas, y por tal razón no es necesario prohibirle actos determinados, pues bastará con no facultarlo para ello.

En tal virtud, este llamado no es sólo para los trabajadores sino también para la administración de nuestra empresa, para que se recapacite y se actúe con apego a derecho conforme lo establece el Reglamento de Condiciones Generales de Trabajo, pues de insistirse en violentar lo pactado se estará incurriendo en un grave acto de provocación, por lo que, advertimos, estaremos atentos para no permitir que nos afecten nuestros derechos de seguridad social.

A nuestras compañeras y compañeros trabajadores les pedimos que mantengan la comunicación con sus delegados y representantes seccionales, y estén atentos a la comunicación del Comité Ejecutivo Nacional, para el caso de que se tengan que tomar acciones ante esta situación de emergencia laboral en que nos encontramos.

serieys@hotmail.com