El exsecretario de Hacienda Luis Videgaray negó relación alguna con el caso de “La estafa maestra” y calificó de “errada e inmoral” la estrategia de Rosario Robles al considerar que en nada contribuye a combatir la corrupción la fabricación de culpables.

“La nueva estrategia… es errada e inmoral, y en nada contribuye a la lucha contra la corrupción que encabeza el presidente López Obrador. La corrupción no se combate con mentiras o fabricando culpables”, sostuvo.

En el escrito firmado en Cambridge, Massachusetts, Videgaray  lamentó que Robles lo acuse “sin fundamentos” para tratar de librar su situación legal y aseguró que hay “un mecanismo de moda” que busca culparlo.

 ” El mecanismo de moda ‘me salvo culpando a Videgaray’ tiene un límite”, aseveró.

La respuesta del exfuncionario de Enrique Peña se da luego de que la defensa de Rosario Robles anunció que su clienta buscará ser una testigo colaboradora de la Fiscalía General de la República (FGR), para fundamentar que el exsecretario desvió recursos públicos a favor de campañas electorales del PRI, incluido el proceso de 2018.

“Rosario Robles podrá decir muchas cosas, pero lo que no podrá hacer es probar mentiras. Yo no tuve participación alguna, directa o indirecta en la llamada ‘Estafa Maestra’, y mucho menos me beneficié de dicho presunto mecanismo”, aseveró.

Desde el punto de vista humano entiendo lo extraordinariamente difícil de su condición, incluyendo la perspectiva de enfrentar órdenes de aprehensión por delitos muy graves. Sin embargo, la desesperación no puede ser justificación para mentir e incriminar inocentes”, dijo.

Asimismo rechazó haber tenido una relación de poder sobre Robles cuando era secretario de Hacienda y que nunca dio instrucciones a los colaboradores de la exfuncionaria.  “Como compañeros de gabinete fuimos pares”, acotó.

Al respecto, Videgaray aseguró que los recursos y las ampliaciones presupuestales entregadas a las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano se entregaron conforme a la ley cuando él fue titular de la Secretaría de Hacienda, entre 2012 y 2016.

La aplicación de  estos recursos—dijo-fue responsabilidad de quienes encabezaban las dependencias.

Señaló que como titular de la SRE no tenía atribuciones sobre los recursos de otras dependencias. “Es un sinsentido descarado pretender involucrarme en presuntos desvíos de recursos de otras áreas de gobierno para fines ilícitos en los años 2017 y 2018”, estableció.

Fuente: Crónica