Rosario Robles, ex secretaria de Sedesol y Sedatu en la gestión de Enrique Peña Nieto, decidió acogerse a la figura de testigo colaborador.

“Por el momento es lo único que puedo informar. Se han hecho declaraciones que no han sido acordadas conmigo. He instruido a mis abogados atenerse al procedimiento judicial. Lo que sí debo decir es que hablaré con la verdad”, redactó la ex funcionaria en su cuenta de Twitter.

Robles permanece internada desde el 13 de agosto del 2019 en el Penal Femenil de Santa Martha Acatitla, por probables omisiones ante los desvíos por más de 5 mil millones de pesos, conocida como la Estafa Maestra.

Cabe recordar que Emilio Zebadúa, ex oficial mayor de la Sedesol y Sedatu, se ofreció ante la FGR para ser testigo protegido y brindar información sobre el supuesto presunto desvío de recursos para campañas electorales del PRI.

Emilio Lozoya, ex director de Pemex, en la gestión de Peña Nieto, señalado por los casos Odebrecht y Agro Nitrogenados, por los cuales fue acusado de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita también recurrió al criterio de oportunidad.