El presidente Andrés Manuel López Obrador justificó la partición del Ejército en los principales proyectos de infraestructura del país, porque los gobiernos anteriores dejaron obras inconclusas y abandonas, por lo que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “nos sacó del hoyo”.

Al supervisar las obras del canal centenario en Nayarit, dijo que “muchas críticas, muchos cuestionamientos. Aquí que está Víctor González, que sabe del lenguaje del béisbol, nos sacó del hoyo el Ejército porque se hicieron cargo de la construcción del nuevo aeropuerto”.

El mandatario señaló que “algunos se preguntan por qué está participando tanto el Ejército en las obras públicas. Y es importante tener en cuenta que el Ejército tiene también esa función, la de ayudar en el desarrollo del país, apoyar para el progreso de México.

Recordó que en la la ley orgánica del Ejército es “una de sus funciones, de sus tareas y eso es lo que se está haciendo ahora, utilizar todo el conocimiento de una institución profesional como la Secretaría de la Defensa para que podamos avanzar en la realización de obras, llevando a cabo acciones en beneficio de nuestro pueblo”.

Abundó que “tanto la Secretaría de la Defensa Nacional como Marina nos ayudan haciendo estos canales, nos ayudan limpiando las playas. En Quintana Roo había un problema serio por el sargazo, todos pensaban que se iba a afectar mucho el turismo por el sargazo en las playas el caribe en Quintana Roo; le pedimos a la Secretaría de Marina que se aplicara y ellos han garantizado la limpieza de las playas”.

Además, “nos están ayudando para que se desazolven los ríos en Tabasco, en las zonas bajas, en donde hay inundación, porque desde hace muchos años no se desazolvan arroyos, ríos, la desembocadura al mar. Esto también lo está haciendo Marina”.

Recordó que el Ejército ésta a cargo de “la construcción del aeropuerto ‘Felipe Ángeles’. Fue una decisión como esta, un poco más compleja, porque se consultó a la gente y la mayoría de los que participaron en una consulta opinaron que debía de cancelarse el proyecto de construir el aeropuerto en el lago de Texcoco y hacerlo en Santa Lucía, en la base aérea de Santa Lucía. Tomamos esa decisión”.

A juicio de López Obrador, “tenemos que agradecer mucho a estas dos instituciones, a la Secretaría de Marina y a la Secretaría de la Defensa. Por eso me da mucho gusto estar aquí en Ruiz constatando el avance de esta obra. Vamos a estar visitando Ruiz y Nayarit para supervisar las obras, de modo que no se queden inconclusas, tenemos que terminar todas las obras”.

Fuente: 24 horas