El grupo Coca-Cola anunció este jueves el recorte de 2 mil 200 puestos de trabajo a nivel global, parte de un plan de reestructuración de la empresa que se ha acelerado con la pandemia.

La mayoría de los puestos se eliminarán en Estados Unidos, donde la compañía despedirá u ofrecerá indemnizaciones por despido a unas mil 200 personas, lo que equivale a un 12% de su plantilla en el mercado estadounidense.

En el artículo que publica el periódico estadounidense, se detalla que en Atlanta la empresa contaba con unos 86 mil empleados al principios de año, aunque ha ido recortando gastos y productos en medio de cierres de restaurantes, bares, cines y estadios deportivos que son los que venden sus bebidas en todo el mundo.

En agosto la refresquera ofreció paquetes de separación voluntaria a unos cuatro mil empleados en Estados Unidos, aunque no se especificó cuantas personas aceptaron tal oferta.

Coca-Cola espera que los recortes de empleos generen ahorros anuales de entre 350 millones y 550 millones de dólares, los últimos recortes incluyen alrededor de 500 puestos de trabajo en el área metropolitana de Atlanta, donde tiene sede la empresa.

También anunció que este año recortaría sus 430 marcas maestras en aproximadamente a la mitad reduciendo su cartera de bebidas a productos que están creciendo y pueden lograr una gran escala.

John Murphy, jefe de finanzas de Coca-Cola, explicó a WSJ que cuando una empresa se enfrenta a una interrupción tan inmediata en las ventas, “realmente te obliga a reevaluar a través de una lente más estricta”, dijo, refiriéndose al golpe al negocio de Coke por la pandemia.

Fuente: agencias