El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que continuará la misma estrategia de seguridad porque ha dado resultados. La “fórmula”, explicó, se sustenta en el principio de que la paz es fruto de la justicia.

En conferencia de prensa realizada en Sonora, destacó también que las fuerzas armadas han ayudado mucho a su gobierno, no sólo en aspectos de seguridad sino en el ámbito social e incluso, con los ingenieros militares, en la construcción del aeropuerto Felipe Angeles, que significará un ahorro de 220 mil millones de pesos.

Puntualizó que en año y medio se creó la Guardia Nacional y ya hay 96 mil elementos, en un hecho sin precedente.

Mencionó que a pesar de la pandemia y de la crisis económica no se ha dejado de atender el problema de la inseguridad y de la violencia.

“Esa es la fórmula, es la estratégica básica. Desde luego hay que añadir que no se permita la corrupción, que trabajemos como lo estamos haciendo de manera coordinada” en los tres niveles de gobierno, con la fiscalía General, de carácter autónoma “pero que ayuda mucho, inclusive el poder judicial, todos juntos”.

Entonces, esa es la estrategia y se van obteniendo resultados, señaló.

Informó que mañana se dará a conocer el informe mensual en materia de seguridad pública en todo el país.

En el caso de Sonora dijo que privilegiarán el diálogo, sin necesidad de la intervención de las fuerzas de seguridad, para alcanzar acuerdos y añadió que hay planes en favor de los pueblos yaquis.

Consideró que el mayor contacto social de las fuerzas armadas y de la guardia nacional – y su formación militar- no significa riesgo porque “el ejército es pueblo, las fuerzas armadas, los marinos, son pueblo uniformado, vienen del pueblo, los soldados, oficiales. Es muy distinto el ejército mexicano, la marina, que en otros países, es cosa de ver la historia”.

Subrayó que las fuerzas armadas están en una etapa nueva de apoyo a la seguridad para garantizar la paz y, en ese sentido, rechazó que cometan violaciones a los derechos humanos; en los casos detectados, se ha detenido a los responsables.

Antes de que llegáramos al gobierno, era una asignatura obligatoria la materia de derechos humanos y ahora con más razón, dijo.

“Se respetan los derechos humanos, no hay exterminio, no hay tortura, no somos iguales, nunca vamos a reprimir al pueblo sino también por la conciencia que hay en los mandos, no sólo porque lo diga el Presidente.

Recordó que hace año y medio, al inicio del gobierno, y hubo exceso de unos marinos que actuaron de manera desalmada, detuvieron a unas personas y los asesinaron. La misma secretaría de Marina ordenó la investigación, se les detuvo y están en la cárcel.

“¿Saben cuánto tiempo llegó la recomendación de Derechos Humanos? Un año después. Cuando uno actúa con principios, con humanismo, sabe muy bien cuáles son las responsabilidades, los límites de la autoridad y lo que significa el respeto a la vida, no hace falta que venga una recomendación de una fundación, de una institución en México o del extranjero.

Eso se hacía cuando no había autoridad moral, política, entonces sí nos podían venir a decir ‘estás mal porque estás ocultando esto, estás siendo cómplice’.

Fuente: La Jornada