La familia Sandoval Arriaga externó su dolor por el asesinato de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, ocurrido hoy en Puerto Vallarta. Lorena y sus hijas piden a las personas no permitir que les arrebaten la esperanza a pesar de la violencia que se vive en Jalisco.

Esto por medio del siguiente comunicado:

Queremos agradecer de todo corazón las muestras de respeto y cariño que hemos recibido en estas horas de enorme dolor.

No sólo nuestra familia ha perdido a un maravilloso padre y a un enorme compañero de vida; Jalisco y México han perdido un hombre ejemplar, que dedicó su vida al servicio público con la clara convicción de acabar con la desigualdad a través de la innovación social.

Tenemos la seguridad de que el cariño y respaldo que hemos recibido son muestra del gran legado que Aristóteles siempre buscó construir. Un legado inmaterial que vive en el corazón de los jaliscienses: ser recordado como un hombre que sirvió con fidelidad a su estado y a su país.

No permitamos que nos arranquen la esperanza, no dejemos que la impotencia que hoy sentimos se convierta en inacción. Aristóteles Sandoval trabajó en vida para transformar a la sociedad y dejar un mundo mejor para sus hijas, hijos y nieta. Siempre supo que la violencia y la delincuencia son síntomas de un mal mayor: la falta de condiciones para tener una vida digna que viven millones mexicanos.

Desde la rabia y el dolor que hoy sentimos, les invitamos a no dejar que se apague el ímpetu que Aristóteles demostró cada día de su vida y lo llevemos en cada uno de nosotros, y que transformemos esa luz en la energía que necesitamos para acabar con la violencia que vive nuestro país.

De corazón, gracias de nuevo.

Familia Sandoval Arriaga